El novio de la princesa Mako, un obstáculo en el debate sobre la sucesión al trono de Japón


La disputa financiera ligada al novio de la princesa japonesa Mako aparentemente ha estado “influyendo” en el debate sobre las reglas de sucesión al Trono imperial, afirmó esta semana la prensa nipona. Se alega que la “controversia” del joven abogado Kei Komuro fue aprovechada por los opositores al cambio para “ayudar a defender” su postura.

Un panel asesor del gobierno escuchó a un total de 21 expertos de diversos campos en sus reuniones del 8 de abril al 7 de junio para discutir opciones que incluyen permitir que las mujeres de la familia imperial hereden el trono y que los emperadores desciendan de la línea materna. Esto se da cuando el emperador Naruhito, de 61 años, solo tiene tres potenciales herederos del trono.

Más del 60 por ciento de los 21 expertos expresaron su apoyo a permitir mujeres monarcas, pero algunos miembros con puntos de vista conservadores se opusieron firmemente a la idea. El principal portavoz del gobierno, Katsunobu Kato, dijo que le gustaría que el panel “llevara las discusiones más allá de los casos personales”.

“A medida que los miembros del panel debatieron, la controversia sobre el matrimonio planeado entre la princesa Mako, sobrina del emperador Naruhito, y Kei Komuro, recién graduado de la facultad de derecho, continuó a fuego lento, y los opositores al cambio parecieron aprovechar la inquietud pública para ayudar a defender su caso”, afirmó la agencia de prensa Kyodo News.

El matrimonio de la princesa Mako (29 años), hija mayor del príncipe heredero, se pospuso durante más de dos años después de que los medios de comunicación informaran sobre una disputa financiera entre la madre de Komuro y un ex prometido, quien afirmaba que le debía más de 4 millones de yenes (US$ 36 mil).

Bajo presión para resolver la disputa y ganarse el favor del público japonés, Komuro, quien se graduó de la Universidad de Fordham en Nueva York con un título en derecho a fines de mayo, emitió un comunicado de 24 páginas en abril diciendo que “las conversaciones” con el ex prometido de su madre serían “la mejor opción” para resolver el asunto. Más tarde, Komuro dijo que tenía la intención de pagar el dinero adeudado al hombre, en un intento por resolver la disputa

Escandalizados ante esta controversia, inusual en una familia real tan conservadora y protegida de la mirada pública, los asesores del gobierno tomaron posturas críticas a los cambios que plantean sectores más progresistas, que buscan permitir que las mujeres de la familia imperial tengan derechos sucesorios o los transmitan a sus descendientes masculinos.

Hidetsugu Yagi, un profesor de la Universidad de Reitaku que se opone a cambiar las reglas de sucesión, recordó la posibilidad de que un hijo o una hija de Komuro y la princesa Mako sean elegibles para ascender al Trono del Crisantemo bajo los cambios propuestos: “La sucesión femenina significa, por ejemplo, que un niño nacido entre la princesa Mako y su pareja podría convertirse en emperador o emperatriz. Es más fácil de entender cuando imagina un caso específico”, dijo en una audiencia.

El periodista Yoshiko Sakurai, uno de los 21 expertos, también hizo una referencia, aunque velada, a la princesa Mako y Komuro en declaraciones a los periodistas después de una audiencia: “Si un miembro femenino permanece en la familia imperial después de casarse con un plebeyo, entonces el hombre se convertiría en un miembro de la familia imperial”, dijo, antes de agregar intencionadamente: “Hay personas a las que este caso puede aplicarse ahora”.

Dilema sucesorio y apoyo a la coronación de la princesa Aiko

In this Nov. 25, 2018, photo provided by the Imperial Household Agency of Japan, Japan’s Princess Aiko poses for a photo, at Togu Palace in Tokyo. Princess Aiko, daughter of Crown Prince Naruhito and Crown Princess Masako, celebrated 17th birthday on Saturday, Dec. 1, 2018. (Imperial Household Agency of Japan via AP)

Actualmente, los tres herederos en línea para suceder al emperador Naruhito, de 61 años, son su hermano, el príncipe heredero Fumihito, de 55, su sobrino, el príncipe Hisahito, de 14, que es el hijo del príncipe heredero, y el tío del emperador, el príncipe Hitachi, de 85. El príncipe herdero también es el padre de las princesas Mako y Kako.

La familia imperial se ha estado reduciendo bajo la Ley de la Casa Imperial de 1947, que limita la herencia del trono a un heredero varón que tiene un emperador por parte de su padre. El único hijo del emperador Naruhito y la emperatriz Masako es su hija, la princesa Aiko, quien comenzará el servicio público en la familia real cuando cumpla 20 años en diciembre.

Dentro del partido gobernante, hay un anhelo de que la princesa Aiko ascienda al trono”, dijo un alto funcionario del gobierno, refiriéndose al Partido Liberal Democrático encabezado por el primer ministro Yoshihide Suga. Varios expertos también insinuaron el apoyo a la ascensión de la princesa Aiko durante las reuniones, y uno llegó a decir: “Hay muchas personas que dicen que el mundo se convertiría en un lugar más brillante si ella se convirtiera en emperatriz reinante”.

En Japón, ha habido ocho mujeres monarcas entre los siglos VI y XVIII. Pero ninguno de ellos era de ascendencia femenina. A pesar de las crecientes llamadas para que reine la princesa Aiko, las mujeres miembros de la realeza tienen que abandonar la familia imperial una vez que se casan con un plebeyo según el sistema actual. La princesa Mako también perdería su estatus imperial al casarse con Komuro, quien es un plebeyo.

Monarquias.com