Meghan Markle volverá a dejar solo al príncipe Harry en un momento emotivo


Meghan Markle, duquesa de Sussex, no asistirá a la inauguración de la estatua de la princesa Diana, madre del príncipe Harry, que será develada el 1 de julio en el palacio de Kensington de Londres en homenaje a sus 60 cumpleaños. Tampoco asistió en abril al funeral del abuelo de Harry, el duque de Edimburgo, por encontrarse embarazada.

Hace algún tiempo, una fuente cercana a los duques de Sussex dijo que era posible que Meghan Markle viajara a Londres junto al príncipe Harry para acompañarlo a este emotivo evento tras enterarse de la frialdad con la que fue tratado el duque de Sussex por la mayoría de sus parientes durante el entierro del duque de Edimburgo en Windsor.

El 17 de abril, el duque de Sussex asistió al funeral de su abuelo, el príncipe Felipe, sin la compañía de Meghan Markle. La duquesa permaneció en EEUU ya que estaba embarazada.

Este rumor fue desmentido por la especialista en realeza Lizzie Robinson y la corresponsal del tabloide británico Daily Telegraph, Victoria Ward, quienes confirmaron que Meghan Markle no asistirá a este evento tan importante para Harry porque los médicos nuevamente se lo contraindicaron.

La razón por la que el duque de Sussex volvería a viajar solo sería porque su segunda hija, Lilibet Mountbatten-Windsor, nacida el pasado 4 de junio en Santa Barbara (California) tendrá menos de un mes de vida la fecha del evento y se le recomendó a la madre no realizar vuelos largos como mínimo hasta que la pequeña cumpla un mes de nacida.

Además, las expertas consideraron la posibilidad de que la duquesa haya optado por la lactancia materna, lo que haría aún más difícil que la duquesa de Sussex viaje. Aunque no descartaron la posibilidad de que el príncipe Harry viaje con su hijo Archie, de dos años, al homenaje a Lady Di en caso de que no consideren el acto demasiado público para el niño.

Monarquias.com