Inglaterra

La estatua de la princesa Diana, la última esperanza para volver a unir a sus hijos Guillermo y Harry

"Quizás será la ocasión de romper el hielo", declaró el periodista Omid Scobie, autor de un exitoso libro sobre los duques de Sussex.

La inauguración de una estatua de la difunta Diana, princesa de Gales (1961-1997), a principios de julio en Londres será la ocasión para que sus hijos, los príncipes Guillermo y Harry, “rompan el hielo” y finalmente se reconcilien despueś de tres años de desencuentros, estimó un biógrafo de la monarquía.

“Quizás será la ocasión de romper el hielo”, declaró a la asociación de prensa extranjera en Londres el periodista Omid Scobie, autor del exitoso libro “Finding Freedom” sobre el príncipe Harry y su esposa Meghan Markle. Según él, “ya vimos un poco [este acercamiento] tras los funerales” del príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel II, en abril, pero aún quedan “muchos temas de discusión”.

El periodista considera que la inauguración de la estatua “mostrará que los dos son capaces de ser cordiales y respetuosos cuando se trata del acordarse de la vida de su madre, pese a sus diferencias”. “Siempre será lo que tengan en común, esta pasión compartida por mantener viva la herencia” de la princesa Diana, agregó.

El duque de Cambridge (38) y el duque de Sussex (36) eligieron juntos al artista Ian Rank-Broadley para realizar esta escultura, que rinde homenaje a su progenitora, fallecida en 1997 en un accidente de tráfico en París cuando estaba siendo perseguida por paparazzis. La obra se instalará en los jardines del palacio de Kensington, donde viven Guillermo, su esposa Kate y sus tres hijos, el 1 de julio, día en que la princesa de Gales habría cumplido 60 años. 

Monarquias.com