Holanda

Catalina Amalia de Holanda renunció a su salario como heredera hasta finalizar sus estudios

La hija mayor de los reyes Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda comunicó al gobierno que no aceptará los ingresos provenientes de fondos públicos hasta terminar sus estudios.

La princesa Catalina Amalia, heredera del trono de Holanda, dijo que no desea recibir un salario oficial de casi 1,6 millones de euros al año cuando cumpla los dieciocho. “Me resulta incómodo siempre que pueda ofrecer poco a cambio”, escribió la princesa de Orange, de 17 años, en una carta al primer ministro holandés, Mark Rutte.

Catalina Amalia, la hija mayor del rey Guillermo Alejandro y la reina Máxima, no aceptará los ingresos provenientes de fondos públicos hasta el final de sus estudios, cuando podría dedicarse por completo a la actividad de la casa real.

Mark Rutte respondió a la princesa de Orange que “comprende y aprecia sus consideraciones personales”. “Le deseo un buen año sabático y toda la sabiduría para elegir un estudio futuro”, dijo Rutte a la futura reina, quien cumplirá 18 años el 7 de diciembre de 2021.

La carta de la princesa de Orange

Su Excelencia, Estimado Sr. Rutte. Ayer recibí el mensaje de que había aprobado mi examen final. Espero tomarme un año libre después de las vacaciones de verano y luego estudiar. El 7 de diciembre de 2021 cumpliré dieciocho años y recibiré de acuerdo con la ley una asignación, en parte como ingreso y en parte como asignación para gastos. Me parece inapropiado mientras pueda ofrecer poco a cambio y otros estudiantes tengan mucho más difícil, especialmente en este tiempo incierto de Corona. Por lo tanto, reembolsaré los ingresos hasta el final de mis estudios Siempre que no incurra en altos costos en mi posición de Princesa de Orange, también reembolsaré los gastos, espero que lo comprenda. Atentamente, Amalia”.

La respuesta del primer ministro Mark Rutte

Su Alteza Real, ¡felicitaciones por aprobar su examen final! En ​​su carta de hoy manifiesta que reembolsará sus ingresos hasta el final de sus estudios y la asignación siempre y cuando no incurra en ningún costo elevado en su función de Princesa de Orange. Entiendo y agradezco sus consideraciones personales. Le deseo un maravilloso año sabático y una sabia elección de estudios futuros. Atentamente, Mark Rutte”.

De acuerdo con el presupuesto estatal presentado ante el Parlamento, Catalina Amalia recibiría un pago de un total de 111.000 euros al alcanzar la mayoría de edad, destinados a cubrir los gastos de sus funciones como princesa heredera del trono.

La princesa recibiría ese dinero en su posición de “presunta sucesora del rey” y a lo largo de 2022 estaba previsto que el Estado holandés le designe más de 1,6 millones de euros. El derecho de la princesa de recibir esta asignación está establecido en la Constitución, pero los montos y el sistema se establecen en la Ley del Estatuto Financiero de la Casa Real.

El beneficio de la princesa de Orange constará de dos partes: ingresos personales y gastos de personal y equipo. Para el próximo mes de diciembre, la división es de 20.000 euros en ingresos y 91.000 euros para el segundo componente.

Tres miembros de la familia real reciben en conjunto casi 8,9 millones de euros: el rey (6 millones de euros), la reina (1 millón de euros) y la exreina Beatriz (1,6 millones de euros). El hecho de que Catalina Amalia recibiera dinero del Estado al cumplir 18 años fue en los últimos años una medida muy impopular, especialmente entre los jóvenes holandeses.

Los otros miembros de la Casa Real, incluidos el príncipe Constantino (hermano del rey) y la princesa Margarita (tía del rey y hermana de Beatriz), no reciben fondos estatales. La princesa Mabel, viuda del príncipe Friso y cuñada del rey, no recibe una subvención estatal porque su esposo renunció a sus derechos al trono.

El caso de la princesa Isabel de Bélgica

La princesa Catalina Amalia no es la única heredera europea que aún no recibe beneficios, ya que sigue los pasos de la princesa Isabel, hija mayor y heredera de los reyes Felipe y Mathilde de Bélgica, quienes tomaron la decisión en nombre de la heredera.

Los reyes belgas explicaron que no desean cargar con las obligaciones estatales que conlleva tal dotación en tanto realiza sus estudios y su preparación como futura reina. Isabel cumplió 18 años en octubre de 2019 y podría haber contado con una cantidad de 920.000 euros anuales.

Monarquias.com