Un juicio en Estados Unidos pone de manifiesto las rivalidades en familia real saudita

Mohammed bin Salman (izq) se convirtió en el dirigente de hecho del reino (su padre, el rey, es anciano y está enfermo) y lidera una implacable represión contra los opositores, incluso dentro de su familia.

Una demanda estadounidense que implica al príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, por un caso de presunta violación de un contrato ha sacado a relucir inesperadamente algo más: la desaparición de su principal rival.

Mohammed bin Salman se convirtió en el dirigente de hecho del reino (su padre, el rey, es anciano y está enfermo) y lidera una implacable represión contra los opositores, incluso dentro de su familia. Derrocado en 2017 en beneficio de Mohammed bin Salman (apodado MBS), su primo, el depuesto príncipe heredero Mohammed bin Nayef, no ha sido visto en público desde que fue detenido en marzo del año pasado.

Sin embargo, en junio de 2020, el empresario saudí Nader Turki Aldossari presentó una demanda en nombre de su hijo, un ciudadano estadounidense, contra Mohammed ben Nayef y otras entidades sauditas, alegando que habían incumplido un contrato de hace décadas relacionado con un proyecto de refinería en Santa Lucía (isla del Caribe). Pero, ¿cómo se lleva ante la justicia a un príncipe desaparecido? Se acaba modificando la denuncia para incluir a MBS, indicando que al poner a su primo bajo “arresto domiciliario” y confiscar sus bienes, le impide cumplir con sus obligaciones contractuales.

El ex príncipe heredero es un “prisionero” del actual

En marzo el abogado del príncipe heredero propuso dar la dirección de Mohammed bin Nayef de forma “confidencial”, afirmando en un documento judicial que estaba bajo amenaza de “terrorismo” debido a su antiguo cargo de ministro del Interior del reino, pero sin mencionar que fue detenido. “Nayef es un verdadero prisionero de Arabia Saudita”, declaró James Tallman, abogado de Aldossari, en un documento.

En Pensilvania, un tribunal estadounidense desestimó el mes pasado las acusaciones de incumplimiento de contrato en este caso, dejando sin respuesta la pregunta de dónde está el expríncipe heredero. Tallman prevé recurrir y oponerse a la prohibición de viajar de su cliente. Nader Turki Aldossari no tiene derecho a salir del reino, según cartas de su abogado al presidente Joe Biden y a otros altos cargos estadounidenses. Según su abogado, esta prohibición de salir del país “podría degenerar en detención”.

Las autoridades sauditas no comentaron públicamente la detención de Mohammed Ben Nayef, considerado durante mucho tiempo el aliado saudita más fiable de la CIA, la agencia de inteligencia de Estados Unidos. Según diversas fuentes referidas por la agencia AFP, el gobierno lo acusa de corrupción y deslealtad.

En un informe publicado en diciembre pasado, un grupo de investigación parlamentario británico estimó que Mohammed bin Nayef “no ha podido contestar su detención ante un juez independiente e imparcial (y) no tiene acceso a un abogado”. Los abogados de Squire Patton Boggs, un despacho internacional con sede en Washington, afirmaron recientemente que representan al príncipe desaparecido, al tiempo que trabajaban para su primo MBS.

“Estos abogados nunca han representado (a Mohammed ben Nayef) antes”, afirmó una fuente que está en contacto directo con el equipo jurídico del príncipe con sede en Europa. “Nunca se ha reunido con ellos y no sabemos cómo podrían acceder a él, ya que se le ha negado el acceso a los abogados que tiene desde hace tiempo, a un procedimiento judicial regular o a cualquier forma de comunicación con el mundo exterior“, recalcó.