Hace 20 años: la masacre de los reyes y la familia real sacudió al reino de Nepal

FAMILIA REAL DE NEPAL. La matanza del palacio Narayanhiti, el 1 de junio de 2001, conmocionó no solo a Nepal, sino al mundo: un regicidio, parricidio, matricidio, fratricidio, homicidios múltiples y un suicidio, todo en minutos.

Hace 20 años, el Reino Nepal fue testigo de una tragedia inimaginablemente impactante. El rey Birendra, la reina Aishwarya y otros miembros de la familia real fueron asesinados durante la cena familiar en el Palacio Naryanhiti. Según la versión oficial, el príncipe heredero Dipendra mató a su padre, a su madre, a su hermano, a su hermana, a un tío, a sus tías y a otros parientes antes de suicidarse. La masacre conmocionó no solo a Nepal, sino al mundo: un regicidio, parricidio, fratricidio, homicidios múltiples y un suicidio, todo en minutos.

Aproximadamente a las 9 de la noche del 1 de junio de 2001, Dipendra abrió fuego en uno de los edificios de la residencia real en medio de una fiesta. Como consecuencia del tiroteo perpetrado por el príncipe heredero fallecieron su padre Birendra Bir Bikram Shah Dev (monarca popular y reverenciado desde 1972), su madre Aishwarya, y otros ocho miembros de la familia real, entre ellos, su hermano y hermana menores.

El rey Birendra de Nepal y su esposa, la reina Aishwayra, fueron asesinados en 2001.

Tras el tiroteo, Birendra se disparó a sí mismo causándose heridas muy graves en la cabeza y consecutivamente fue hospitalizado en estado de coma. A pesar de que había asesinado casi a la familia real entera, el príncipe heredero Dipendra se convirtió en la primera persona en la línea de sucesión y, a pesar de estar en estado vegetativo, fue proclamado el rey de Nepal en el hospital.

Hasta hoy no queda claro qué motivó al príncipe heredero a matar a sus allegados. Existen varias teorías en cuanto a las razones detrás de su decisión de matar a la familia real y la principal tiene que ver con una historia de amor. El príncipe Dipendra aparentemente soñaba con casarse con una hermosa miembro del poderoso linaje nepalí Rana —considerada una adversaria de la dinastía real Shah—, Devyani Rana.

El príncipe heredero Dipendra mató a su familia e intentó suicidarse, pero quedó en estado grave. Fue rey en estado de coma durante tres días.

Los padres de Dipendra le prohibieron la relación con esa mujer de sangre india. Algunos dicen que esto tenía que ver con los puntos de vista políticos del padre de Devyani o con el origen de su madre que pertenecía a una dinastía india de clase inferior. También hay quienes aseveran que los padres del príncipe heredero temían que en caso de que Dipendra y Devyani hubieran sellado el matrimonio, la monarquía nepalí se habría sometido a la influencia política india.

Según una teoría mucho menos probable, Dipendra no estaba contento con el cambio en la forma de Estado en Nepal. El país se convirtió en una monarquía constitucional sustituyendo la monarquía absoluta. En particular, se asevera que no le gustaba que se le hubiera privado a la monarquía nepalí de los numerosos poderes de los que gozaba antes. Sin embargo, muchos expertos rechazan estas aseveraciones.

El príncipe Gyanendra, tío de Dipendra, estaba ausente de la cena familia que terminó el tragedia. Al morir Dipendra, se coronó rey y las sospechas sobre su participación nunca fueron disipadas.

Los detalles precisos del tiroteo no están claros. Según una de las versiones disponibles, el conflicto verbal entre Dipendra y su familia tuvo que ver con el hecho de que el príncipe se encontraba en estado de embriaguez durante la fiesta en el palacio real y en un instante empezó a ofender a uno de los invitados. El rey le pidió a su hijo que abandonara la fiesta. El príncipe se retiró del lugar. Una hora después, Dipendra apareció en el palacio con dos armas y fuego y perpetró la masacre.

Tras la muerte del rey Dipendra, el 4 de junio, su tío, el príncipe Gyanendra, ascendió al trono y gobernó el país hasta la abolición total de la monarquía absoluta en 2008. Curiosamente, Gyanendra, quien ya había gobernado el país cuando era niño, entre 1950 y 1951, no se encontraba entre los asistentes a la cena al igual que su hijo mayor, Paras Shah, lo que despertó dudas jamás aclaradas sobre su implicación en en regicidio. Aún hoy hay nepalíes que ponen en duda que Dipendra hubiera perpetrado la masacre y, en particular, no creen los hechos y las pruebas presentadas por la investigación oficial