Isabel II regresa al trabajo con un broche que le obsequió el príncipe Felipe hace 55 años

A poco más de un mes del entierro del duque de Edimburgo, su viuda de 95 años visitó un portaaviones nombrado en su honor en Portsmouth.

La reina Isabel II de Gran Bretaña honró a su difunto esposo, el príncipe Felipe, mientras visitaba un nuevo portaaviones. Se trata del segundo acontecimiento público al que asiste la reina después de la muerte del que fuera su consorte durante 73 años.

La monarca, de 95 años, lució el broche de “escarabajo” de su joyero personal, una notable joya que le regaló el duque de Edimburgo en 1966 y que ha usando en otras ocasiones, incluidos los retratos de su 70 aniversario de bodas en noviembre de 2017.

A poco más de un mes del entierro de su marido, Isabel II lució esta joya durante una visita a Portsmouth para ver un portaaviones nombrado en su honor, el “HMS Queen Elizabeth”, que durante las próximas 28 semanas viajará 26.000 millas a través del Mar de China Meridional, luego el Mar de Filipinas, con escalas en India y Singapur.

Monarquias.com