Los Windsor “luchan por entender” el motivo de los ataques del príncipe Harry


Los continuos ataques del príncipe Harry contra la familia real británica, incluidas las afirmaciones de que la monarquía y los medios británicos intentaron “difamar” a su esposa, Meghan Markle, antes de la entrevista que concedieron a Oprah Winfrey, han dejado su relación “colgando de un hilo”, dijo una fuente conocedora al Daily Mail.

Como parte de la nueva serie de cinco episodios sobre salud mental “The Me You Can’t See”, que el príncipe Harry produjo junto a Winfrey para Apple TV+, el duque de Sussex compartió sus propias luchas emocionales tras la trágica muerte de su madre, la princesa Diana, cuando él solo tenía 12 años.

Meghan estaba luchando pero la familia real guardó silencio, dijo Harry

En la serie, el príncipe Harry acusa a su familia de “total negligencia” hacia la dura experiencia de Meghan y él con los medios británicos, que la convirtió en “suicida”. Al parecer, le contó a su esposo sobre “los aspectos prácticos de cómo iba a terminar con su vida” mientras estaba embarazada de seis meses de su primer hijo, Archie.

Lo que le impidió llevarlo a cabo fue lo injusto que sería para mí después de todo lo que le había sucedido a mi madre y ahora estar en la posición de perder a otra mujer en mi vida, con un bebé dentro de ella, nuestro bebé”, afirmó dramáticamente el duque de Sussex.

Según el príncipe, su interacción con los medios todavía le recuerda los horrores que su madre, quien murió en un accidente automovilístico en 1997 después de ser perseguida por los paparazzi, vivió y la falta de “justicia” tras su muerte.

El clic de las cámaras y los flashes de las cámaras me hacen hervir la sangre. Me hace enojar. Me lleva de vuelta a lo que le sucedió a mi madre, lo que experimenté cuando era niño”, dijo Harry. “Pero llegó a una profundidad completamente nueva, no solo con los medios tradicionales, sino también con las plataformas de medios sociales. Me sentí completamente indefenso”.

«Pensé que mi familia me ayudaría»

“Pensé que mi familia me ayudaría, pero cada pregunta, solicitud, advertencia, sea lo que sea, fue recibida con un silencio total o una negligencia total”, dijo el príncipe de 36 años, quien argumenta que él y Meghan Markle “pasaron cuatro años tratando de que funcionara” su relación con los medios y la familia real.

Hicimos todo lo que pudimos para quedarnos allí y seguir haciendo el papel y haciendo el trabajo. Pero Meghan estaba luchando”, dijo el príncipe. Agregó que este sentimiento de estar “atrapado” dentro del “sistema” y el temor de perder potencialmente a “otra mujer”en su vida los llevó a la decisión de renunciar a los deberes reales.

Pero según la información de buenas fuentes, mencionadas por el Daily Mail, todavía no está claro por qué el príncipe quiere entrar en detalles tan personales sobre su experiencia mientras retrata a su familia con mala luz.

“Todo el mundo está luchando por comprender lo que obtiene o espera lograr con intervenciones como esta”, afirmó la fuente. “Es perfectamente posible hacer una campaña eficaz sobre el tema de la salud mental sin hablar con detalles tan íntimos sobre sus propias experiencias”.

Dardos contra el príncipe Carlos

Según el príncipe Harry, quien dejó oficialmente a sus deberes reales en marzo de 2020 para mudarse a California, su “trauma” lo dejó con una ansiedad severa y ataques de pánico, particularmente a la edad de entre 29 y 32 años, lo que lo llevó a recurrir al alcohol y las drogas para silenciar su dolor.

Harry, quien dice que ingresó a terapia después de que conoció a la actriz Meghan Markle, ha criticado duramente a la “institución” de la monarquía, y especialmente a su padre, el príncipe Carlos, por no ayudarlo a procesar el dolor y protegerlo a él y a su hermano Guillermo de la atención de los medios.

Mi padre solía decirme cuando era más joven, solía decirnos tanto a Guillermo como a mí, ‘Bueno, fue así para mí, así que será así para ti’”, le dijo el príncipe Harry a Oprah Winfrey.

“Eso no tiene sentido. El hecho de que haya sufrido no significa que sus hijos tengan que sufrir, de hecho, todo lo contrario: si sufrió, haga todo lo posible para asegurarse de que, independientemente de las experiencias negativas que haya tenido, pueda corregirlas para sus hijos”, agregó Harry.

“Difamación” contra la duquesa de Sussex


Harry también acusó al palacio y a los medios británicos de un “esfuerzo combinado” para “difamar” a Meghan antes de su primera entrevista con Oprah sobre la decisión de dejar la vida real que se emitió en marzo de 2021.

Harry dijo que la aparente campaña anti-Meghan ha dejado a su esposa angustiada: “Me despertaba en medio de la noche y ella lloraba en su almohada porque no quiere despertarme porque ya estoy cargando demasiado. Eso es desgarrador”, dijo “La abracé, hablamos, ella lloró y lloró y lloró”.

La familia real respondió a las afirmaciones hechas en la entrevista, incluido que a Meghan se le negó la ayuda de los asistentes reales mientras tenía pensamientos suicidas y las presuntas preocupaciones sobre el color de la piel de su hijo de parte de un miembro de la familia real no identificado, diciendo que serían atendidas “en privado”.

Monarquias.com