Fuerte crítica de los príncipes Guillermo y Harry a periodista y BBC por entrevista “engañosa” con su madre


Los príncipes Guillermo y Harry de Inglaterra criticaron duramente a la cadena británica BBC y al periodista Martin Bashir por “la forma engañosa” en la que el reportero obtuvo una entrevista explosiva con su madre, la fallecida princesa Diana, en la que detalló la turbulencia de su matrimonio con el príncipe Carlos.

Los príncipes manifestaron su posición horas después de la divulgación de una investigación independiente que reveló que Bashir utilizó documentos falsificados para obtener su entrevista exclusiva de 1995 con Lady Di, y que las autoridades de la BBC no investigaron adecuadamente cómo la había conseguido.

Difundida durante el programa Panorama en 1995 y seguida por 23 millones de espectadores, la entrevista propulsó la carrera de Martin Bashir, de 58 años en la actualidad, y supuso una verdadera bomba mediática.

El príncipe Guillermo, duque de Cambridge, dijo que la entrevista “contribuyó mucho” al estallido de la relación de sus padres, mientras que la falta de controles de la BBC «contribuyó significativamente a su miedo, paranoia y aislamiento» en los últimos años de vida de la princesa de Gales. “Es mi firme opinión que este programa Panorama no tiene legitimidad y no debe ser transmitido de nuevo”, declaró Guillermo en una extensa declaración leída en persona en el Palacio de Kensington.

En la entrevista, “Lady Di” afirmó que había “tres personas” en su matrimonio -en alusión a la relación que Carlos mantenía con Camila Parker Bowles- y admitía que ella misma tenía una aventura. Pero, según la investigación independiente, el periodista fue acusado de falsificar documentos para conseguir la entrevista para el programa de la BBC. “A través de su comportamiento engañoso, Bashir logró organizar la reunión que condujo a la entrevista”, indica el informe, elaborado por el juez retirado del Tribunal Supremo John Dyson. 

El príncipe Harry, duque de Sussex, dijo por su parte que el informe fue “el primer paso hacia la justicia y la verdad”, pero que las prácticas engañosas expuestas influyeron en la muerte de su madre y continúan siendo ampliamente utilizadas en la actualidad. “El efecto dominó de una cultura de explotación y prácticas antiéticas finalmente cobraron su vida”, agregó el príncipe, que actualmente vive en California.

Monarquias.com