La reina Isabel II regresará a Escocia “para llorar en privado al príncipe Felipe”

Isabel II y el príncipe Felipe en las tierras de Balmoral, en una fotografía publicada por la casa real después de la muerte del consorte, el 9 de abril de 2021.

Después de haber presidido la apertura estatal del Parlamento la semana pasada, la reina Isabel II de Inglaterra volverá a las Tierras Altas de Escocia “fuera de temporada” para “llorar en privado” a su esposo, el príncipe Felipe, quien falleció el 9 de abril a los 99 años y fue enterrado en el Castillo de Windsor ocho días después.

Será una visita discreta, a diferencia de los viajes que solía hacer en familia durante las habituales vacaciones escocesas de agosto a octubre de los miembros de la familia real. No habrá días para los Highland Games en Braemar, ni visitas de jefes de estado”, informó el Scottish Daily Mail.

Según los informes, la reina Isabel II, de 95 años, no se hospedará en el Castillo de Balmoral, que ha sido la residencia de verano de la familia real desde mediados del siglo XIX. En su lugar, la monarca se alojará en el Craigowan Lodge, una casa informal de siete habitaciones en las cercanías de la residencia pricipal donde en 1947 pasó su luna de miel con Felipe.

“En esta peregrinación solitaria y triste a un lugar con tantos recuerdos preciados, la reina seguirá los pasos de quienes la precedieron. Hace casi 160 años, la reina Victoria, atormentada por el dolor por la muerte del príncipe Alberto, hizo el mismo viaje a Balmoral para llorar por la prematura muerte de su amado esposo”, relató la periodista escocesa Emma Cowing.

“Es probable que nuestra propia reina, práctica, pragmática, con diez décadas de sabiduría a sus espaldas y un infalible sentido del deber, sea menos fantasiosa en su duelo que su tatarabuela”, agregó la periodista, que reveló que la temporada de Isabel II en Escocia será “un período de reflexión tranquila” guiado por “sentido de fiel rutina que ha mantenido durante casi un siglo”.

Se informa que la reina, que celebrará sus 69 años de reinado en junio, disfrutará algunos días de cabalgatas con su sobrina Lady Sarah Chatto, hija de la difunta princesa Margarita, y de “una amiga de confianza que le brindará compañía cuando sea necesario”. Además, Isabel II aprovechará el tiempo para pasear con sus dos nuevos cachorros, un dorgi y un corgi que le regaló el príncipe Andrés mientras el duque de Edimburgo estaba en el hospital.

Si Isabel II elige también hospedarse en el Castillo de Balmoral durante las vacaciones de verano, después de junio, es probable que reciba la visita de otros miembros de la familia, incluidos los duques de Cambridges, los condes de Wessex y el príncipe Carlos con Camilla, que suelen pasar largas temporadas se quedan en Birkhall, la residencia escocesa del príncipe en la finca.

Monarquias.com