La familia real de Noruega celebró un Día Nacional con distanciamiento y poco público


La familia real noruega celebró el Día Nacional, este 17 de mayo, pero las celebraciones volvieron a ser un poco apagadas debido a la pandemia de coronavirus.

A nivel nacional, el gobierno solo permitió desfiles de hasta 200 personas siempre que se observe distanciamiento social mientras en Oslo fueron algo más estrictas, con una reunión pública limitada a 10 personas. El gobierno pidió a la ciudadanía “disfrutar” de la fecha respetando las restricciones de distancia social.

Como es tradición, los príncipes herederos con sus hijos abrieron las celebraciones con un pequeño e izamiento de la bandera en la entrada de la residencia real de Skaugum, a las afueras de Oslo. En un discurso, la alcaldesa del distrito de Asker, Lene Conradi, habló sobre lo difícil del año pasado y lo agradecida que estaba de que la familia real se haya alineado con el gobierno en los esfuerzos sanitarios por combatir la pandemia.

Más tarde los príncipes herederos y sus hijos se trasladaron al Palacio Real de Oslo, para unirse a los reyes y presenciar un desfile militar reducido. El rey Harald V, de 84 años, estuvo acompañado por su esposa, la reina Sonia, y las mujeres de la familia lucieron el “bunad”, el traje tradicional, del cual hay más de 200 tipos diferentes en Noruega.

Cada 17 de mayo, Noruega conmemora la firma de la Constitución de 1814 que declaró al país como independiente, aunque se mantuvo unido a la monarquía de Suecia hasta 1905, cuando fue coronado Haakon VII, abuelo de Harald V. Las celebraciones nacionales incluyen desfiles de banderas en todo el país y se detienen en el palacio de Oslo para que la familia real salude a la multitud.

Monarquias.com