Asia

Pomposo funeral por el príncipe Mohammad bin Talal, tío del rey de Jordania y heredero del trono en los años 50

El país declaró siete días de luto después de la muerte del príncipe, hermano del difunto rey Hussein, fallecido a los 80 años.

Los hombres de la familia real de Jordania, liderados por el rey Abdallah II y el príncipe heredero Hussein, asistieron el viernes al funeral del príncipe Mohammad bin Talal, hermano del difunto rey Hussein, quien falleció a los 80 años de edad.

Tras el entierro bajo el rito islámico en el Cementerio Real de Ammán, la corte hachemita anunció un período de siete días de luto por Mohammad Bin Talal, representante personal del rey Abdallah II y quien fuera príncipe heredero de Jordania entre los años 50 y 60.

Quién fue el príncipe Mohammad bin Talal

Nacido en octubre de 1940, Mohammad era el segundo hijo del rey Talal (1909-1972) y la reina consorte Zein Al Sharaff, un princesa real de orígenes egipcios y otomanos. Sus hermanos fueron el rey Hussein (1929-1999), el príncipe Hassan y la princesa Basma.

El príncipe Mohammad terminó su educación primaria y secundaria en Amman, Suiza y el Reino Unido, y se inscribió en la Academia Militar de Bagdad en 1956 y 1957. Posteriormente se alistó en las Fuerzas Armadas de Jordania-Ejército Árabe, en el 1er Batallón de Guardias Reales Especiales.

Mohammad ocupó varios puestos importantes y el más destacado de los cuales fue el de Príncipe Heredero, cargo que le confirió su hermano menor Hussein I cuando ascendió al trono en 1952. Una vez consolidado en el poder, Hussein I reemplazó a Muhammed por su otro hermano, el príncipe Hassan.

Desde entonces, Mohammad bin Talal sirvió como escolta militar del rey Hussein, jefe del Consejo de Jeques Tribales y representante especial de su sobrino, Abdallah II. Además, se distinguió por sus contribuciones en los campos culturales, deportivos y juveniles.

Al príncipe Mohammad le sobreviven su esposa, la princesa Taghrid, hija del difunto primer ministro jordano Hazza Al-Majali y dos hijos, los príncipes Talal (55 años) y Ghazi (54), nacidos de su matrimonio con la princesa Fyrial.

Su muerte se produce en un momento difícil para la monarquía, un aliado cercano de Occidente que durante mucho tiempo ha sido visto como un bastión de la estabilidad, pero que ha luchado por contener las consecuencias económicas y de salud de la pandemia del coronavirus.

A principios de este mes, la monarquía se vio sacudida por una extraña disputa pública después de que el príncipe Hamzah, el medio hermano de Abdallah II, fuera puesto bajo una forma de arresto domiciliario y acusado de estar involucrado en un complot respaldado por extranjeros. Hamzah afirmó que las autoridades estaban tratando de silenciar sus críticas a la corrupción y la mala gobernanza.

Días después, Abdullah anunció que la “sedición” había sido “cortada de raíz” y que la disputa con Hamzah se había resuelto dentro de la familia real.

Monarquias.com