El 87% de los japoneses está a favor de una emperatriz reinante, según una encuesta

Los sorprendentes resultados fueron publicados cuando se cumplieron dos años de reinado del emperador Naruhito, quien solo tiene una hija.

Alrededor del 80% de los japoneses encuestados en un sondeo reciente dijeron que aceptarían tanto a una emperatriz reinante como a un emperador descendiente de un miembro femenino de la familia imperial, a medida que se reduce de forma preocupante el número de herederos viables.

Los resultados de la encuesta realizada por Kyodo News en marzo y abril indican que “una abrumadora mayoría de personas apoya los cambios a la regla que limita la sucesión imperial a los hombres de línea paterna”, explicó el diario Japan Times.

La última encuesta también mostró que el 67% se oponía a la idea de restablecer a los descendientes patrilineales masculinos de las ramas colaterales ahora abolidas de la familia imperial que fueron despojadas de su estatus imperial en 1947.

La encuesta, de la que participaron 3.000 personas, mostró que el 52% de los encuestados apoyaba y el 35% de alguna manera respaldaba a una emperatriz reinante, lo que significa que un total del 87% estaba a favor de la idea, un poco más que la marca del 85% en la encuesta del año pasado.

Cuando se les preguntó acerca de un emperador descendiente de un emperador por línea materna, el 43% de los encuestados estuvo a favor y el 37% expresó su apoyo. El total del 80% se mantuvo casi sin cambios desde el 79% del año pasado.

Por edad y sexo, más del 90% de las mujeres encuestadas de 30 años o menos dijeron que aceptarían tanto a una emperatriz reinante como a un emperador de la línea materna, mostró la encuesta.

Cómo garantizar una sucesión estable al Trono del Crisantemo se ha convertido en una tarea urgente desde que el emperador Akihito, de 87 años, renunció al trono en 2019, el primer emperador en hacerlo en unos 200 años.

El emperador Naruhito, de 61 años, lleva dos años en el trono y tiene solo tres herederos: su hermano, el príncipe heredero Akishino, de 55, su sobrino Hisahito, de 14, y su tío, Hitachi, de 85. Naruhito y la emperatriz Masako tienen una hija, la princesa Aiko, de 19 años.

El número de miembros de la familia imperial ha ido disminuyendo a medida que las princesas abandonan su estatus real al casarse con plebeyos, en virtud de la Ley de la Casa Imperial de 1947.

Un comité de experto busca solucionar el dilema sucesorio en Japón

En marzo, el gobierno japonés inició discusiones formales sobre cómo asegurar una “sucesión imperial estable” mediante la creación de un panel asesor para solicitar opiniones de expertos.

A pesar del amplio apoyo público a una emperatriz reinante y un emperador descendiente de la línea materna, la oposición a la idea sigue siendo fuerte entre los académicos y legisladores conservadores, incluidos los miembros del Partido Liberal Democrático del primer ministro Yoshihide Suga.

La monarquía más antigua del mundo tiene una historia ininterrumpida de sucesión patrilineal.

Pero si bien ha habido ocho emperatrices reinantes de una línea de ascendencia masculina, y la última ocupó el trono en el siglo XVIII, una regla que prohíbe a las mujeres ocupar el trono se introdujo a fines del siglo XIX y se mantuvo bajo la legislación de 1947.

Monarquias.com