Inglaterra

Popularidad de Harry y Meghan cayó a mínimos históricos tras la muerte del príncipe Felipe

Alguna vez el príncipe favorito de Gran Bretaña, la popularidad del duque de Sussex ha estado en declive en su país de origen desde que dejó su cargo el año pasado para comenzar una nueva vida al otro lado del charco con su esposa.

La popularidad del príncipe Harry y su esposa Meghan Markle, duquesa de Sussex, se ha desplomado aún más en el Reino Unido tras el funeral del príncipe Felipe el 17 de abril.

Según una encuesta reciente de la consultora YouGov, solo el 43 por ciento de los encuestados ahora ven al nieto de la reina Isabel II de manera positiva: una caída de dos puntos en comparación con la encuesta anterior a mediados de marzo, que registró una caída récord en la popularidad de Gran Bretaña del que fue alguna vez el príncipe favorito del Reino Unido a raíz de la entrevista con Oprah Winfrey.

Durante la explosiva entrevista, los duques de Sussex vertieron acusaciones de racismo contra la familia real, alegando que había preocupaciones entre sus miembros sobre el tono de piel de su primer hijo mientras Meghan todavía estaba embarazada. La duquesa también dijo que se le negó la ayuda de los asistentes reales mientras tenía pensamientos suicidas, afirmaciones que han dejado a muchos británicos indignados.

Tras la muerte del príncipe Felipe a los 99 años, el 49 por ciento de los británicos dijo que tiene una actitud negativa hacia el duque de Sussex, aunque su índice de popularidad sigue siendo significativamente más alto que el de su esposa. Tres de cada cinco personas dijeron que realmente no les gustaba la duquesa de Sussex.

Solo el 29 por ciento tiene una opinión positiva de la exactriz estadounidense, lo que significa una disminución adicional del 31 por ciento que disfrutaba anteriormente.

A Meghan, que estaba muy embarazada del segundo hijo de la pareja, se le advirtió que no asistiera al funeral del príncipe Felipe en Windsor, pero envió una corona de flores y una nota escrita a mano.

El momento de la unidad familiar ha aumentado la percepción pública del príncipe Carlos, la princesa Ana y su hermano menor, el príncipe Eduardo, y sus índices de aprobación aumentaron al 58 por ciento, 70 por ciento y 54 por ciento, respectivamente. Incluso la esposa de Carlos, Camilla, duquesa de Cornualles, fue testigo de un aumento de popularidad después del funeral, con actitudes positivas hacia ella que superaron las negativas.

Mientras tanto, entre todos, la reina Isabel II sigue siendo la persona favorita de la familia real de Gran Bretaña, con un 85 por ciento con una opinión positiva y solo un 9 por ciento de imagen negativa. Por contra, solo el 10 por ciento de los encuestados británicos tiene una opinión positiva del príncipe Andrés, duque de York, lo que en realidad marca un aumento del 3 por ciento con respecto a su clasificación anterior.

Monarquias.com