Inglaterra

Reino Unido cerró el espacio aéreo sobre Windsor, la residencia de la reina Isabel II

La orden especial del espacio aéreo se extenderá a 2,4 kms. del castillo, una de las principales residencias de Su Majestad.

El gobierno británico establecerá una zona de exclusión aérea sobre el Castillo de Windsor, residencia de la reina Isabel II a 35 kms de Londres y cercano al aeropuerto de Heathrow, el aeropuerto más transitado de Europa antes de la pandemia, informó The Telegraph.

La “Orden de espacio aéreo restringido” ahora negociada se extiende dentro de un radio de 2,4 kilómetros y hasta 800 metros sobre el Castillo de Windsor, residencia ancestral de los monarcas británicos cuya construcción comenzó en el siglo X. Las aeronaves que infrinjan las restricciones enfrentarán un proceso judicial, advirtió la policía.

“Esto no se ha producido en respuesta a ninguna amenaza o inteligencia específica, sino que tiene la intención de mejorar aún más la seguridad en lo que es un lugar emblemático y mantener segura la comunidad que vive cerca”, comentó un portavoz de la policía.

Se cree que la orden también cubre la residencia oficial del príncipe Harry y Meghan Markle en el Reino Unido, Frogmore Cottage, que está a menos de 800 metros de distancia. Además, según los informes, los duques de Sussex gastó unos 58 mil euros para hacer que sus instalaciones privadas estuvieran insonorizadas para los sonidos omnipresentes de los aviones.

El difunto duque de Edimburgo, por su parte, había expresado su frustración por la contaminación acústica en la zona, diciendo que si la reina Isabel grababa sus discursos navideños en Windsor, tendría que hacerlo en “pequeñas pausas de 30 segundos” entre los aterrizajes y despegues.

La propia monarca, que cumplió 95 años hace varios días, también se refirió previamente al ruido distintivo de la zona. En 2017, compartió sus emociones sobre la histórica residencia real con “Gardeners ‘Question Time” en BBC Radio 4:

“Espero mucho que haya disfrutado de la visita a Frogmore House y el jardín, que ocupa un lugar especial en el afecto de mi familia. De hecho, me haría eco de los sentimientos de la reina Victoria, quien, hace 150 años, escribió sobre este querido y encantador jardín donde todo está paz y solo se oye el zumbido de las abejas, el canto de los pájaros”. La monarca agregó: “En estos días, hay más ruido del aire que en 1867, pero Frogmore sigue siendo un ambiente maravillosamente relajante”.

Monarquias.com