El príncipe Andrés habría hecho negocios con un banquero acusado de agresión sexual

El duque de York, de 61 años, ha sido acusado de abusar sexualmente de Virginia Giuffre cuando ella tenía 17 años, entre otras chicas menores de edad, supuestamente solicitadas por Jeffrey Epstein, quien fue encontrado muerto mientras esperaba el juicio por nuevos cargos de tráfico sexual.

El príncipe Andrés de Inglaterra, duque de York, comenzó un negocio con el financiero Harry Keogh, quien anteriormente renunció al Coutts Bank en marzo de 2018 después de estar implicado en un caso de acoso sexual, informó el diario The Times.

En 2015, Keogh fue acusado de tocar la entrepierna de una mujer y de jactarse de sus hazañas sexuales, lo que llevó al CEO del banco privado a pedirle su renuncia a raíz de una investigación interna, según The Wall Street Journal. Sin embargo, nunca se presentó un caso judicial ni una investigación realizada por un tercero.

La nueva empresa conjunta de Keogh y el príncipe Andrés, que The Times señaló que servirá como vehículo para las inversiones familiares del duque, se llama “Lincelles”, en homenaje a la batalla del siglo XVIII, donde las fuerzas británicas dirigidas por el duque de York se enfrentaron a los franceses.

La compañía se formó en junio de 2020, pocos meses después de la explosiva entrevista de Andrés con la BBC sobre sus supuestos vínculos con el financiero Jeffrey Epstein. Desde entonces, la entidad se estructuró como una compañía ilimitada, y el formato implica que no está obligada a presentar cuentas y no necesariamente puede revelar sus ingresos.

Según The Times, el duque tiene el control del 75 por ciento del negocio a través del fideicomiso soberano Urramoor creado por su oficina privada, mientras que Keogh, que se cree que fue su banquero privado desde hace mucho tiempo y que asistió a la boda de la princesa Eugenia en 2018, es su socio. Otro es Charles Douglas, un abogado comercial, un profesional en el asesoramiento de fondos extraterritoriales y personas de alto patrimonio neto, según el informe de The Times.

Un portavoz del príncipe Andrés dijo que el duque no es un beneficiario, sino un fideicomitente del mencionado Urramoor Trust, que “tiene fideicomisarios independientes”.

El duque no es propietario ni de Lincelles ni de Urramoor Limited de hecho y de derecho. Lincelles Unlimited nunca ha estado en funcionamiento, no ha recibido fondos ni ha pagado ningún dinero”, dijo el Times.

Sin embargo, en 2019, The Daily Telegraph informó que el duque había creado Urramoor Ltd, “bajo un nombre supuesto para canalizar acuerdos negociados en el Palacio de Buckingham”, refiriéndose al uso por parte de la realeza del seudónimo Andrew Inverness, relacionado con su título de conde de Inverness que recibió después de su matrimonio con Sarah Ferguson en 1986.

Príncipe asediado

El duque de York, de 61 años, ha sido acusado de abusar sexualmente de Virginia Giuffre cuando ella tenía 17 años, entre otras chicas menores de edad, supuestamente solicitadas por Jeffrey Epstein, quien fue encontrado muerto mientras esperaba el juicio por nuevos cargos de tráfico sexual.

Andrés ha negado enérgicamente las afirmaciones, aunque admitió ante la BBC que efectivamente visitó a Epstein en Nueva York, sin tener conocimiento de sus actividades ilícitas. A fines de 2019, emitió una declaración pública de que estaba dispuesto a ayudar a las fuerzas del orden público estadounidenses con su investigación sobre las acusaciones de actos lascivos de Epstein, pero los agentes del FBI y los fiscales federales han dicho desde entonces que los abogados del duque no respondieron a su investigación.

Monarquias.com