Familias reales y líderes del mundo despidieron al príncipe Felipe de Inglaterra

Los reyes de Suecia, Holanda y Bélgica se unieron a presidentes mundiales al expresar su tristeza por el fallecimiento del esposo de la reina Isabel II.

Las casas reales del mundo se unieron este viernes en un homenaje unánime al príncipe Felipe, duque de Edimburgo y esposo durante casi siete décadas de la reina Isabel II, fallecido a los 99 años.

Una de las primeras monarquías en reaccionar fue la belga. “La muerte de su Alteza Real el príncipe Felipe, Duque de Edimburgo, nos entristece profundamente”, comunicaron el rey Felipe y su esposa Matilde, que extendieron su pésame a toda la familia real y al pueblo británico.

Es con gran respeto que recordamos a Su Alteza Real el príncipe Felipe”, comenzó el comunicado difundido por la casa real holandesa y firmado por los reyes Guillermo Alejandro y Máxima y la ex reina, la princesa Beatriz.

A través de su extensa vida, se comprometió con dedicación al pueblo británico y a sus múltiples deberes y responsabilidades”, recordó la Casa de Orange. “Su vivaz personalidad nunca dejaba de dejar una impresión inolvidable. Nuestro más profundo y sentido pésame para su majestad la reina elizabeth y todos los miembros de la familia real”, finaliza la nota.

El comunicado emitido por la casa real de Suecia en nombre del rey Carlos Gustavo y la reina Silvia indica: “La reina y yo hemos recibido con gran tristeza la noticia del fallecimiento de Su Alteza Real el Duque de Edimburgo. El príncipe Felipe ha sido un buen amigo de nuestra familia durante muchos años, una amistad que valoramos mucho”.

Su contribución a su país es un ejemplo para todos nosotros”, agrega el comunicado real. “Extendemos nuestro más sentido pésame a Su Majestad la Reina, la Familia Real y el pueblo de Gran Bretaña”.

En un mensaje publicado en su sitio web, la jefa de la casa real de Rumania, la princesa Margarita, recordó la “figura paternal” del príncipe Felipe, quien era primo de su fallecido padre el rey Miguel.

La nota recuerda: “El príncipe Felipe y el rey Miguel, nacidos el mismo año, eran primos y mantuvieron una amistad de por vida (…) El príncipe Felipe, junto con la reina Isabel, siempre estuvo presente en la vida de la familia real rumana”.

“Después de la desaparición del rey Miguel, para Su Majestad Margarita, el duque de Edimburgo era una figura paterna”. “Todas las generaciones de las familias reales rumanas y británicas han sido cercanas, pero para la generación actual, la reina Isabel II y el príncipe Felipe siguen siendo modelos espirituales, fuentes fundamentales de inspiración”, dijo la princesa.

Líderes mundiales reaccionan a la muerte del duque de Edimburgo

El presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, describió hoy al príncipe Felipe como alguien que trabajó por la reconociliación entre el Reino Unido y Alemania: “Como miembro de la Marina Real, el príncipe Felipe luchó para liberar a Europa del terror nazi. Su compromiso con la democracia y la libertad permanecerá en nuestra memoria”.

“Los alemanes lloramos la pérdida de una personalidad ganadora que hizo una importante contribución a la reconciliación de nuestras naciones tras los horrores de la Segunda Guerra Mundial”, afirmó hoy el jefe de Estado alemán.

El príncipe Felipe era un hombre de convicciones y principios, animado por su sentido del deber hacia los demás”, dijo el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau. “Lo recordaremos con cariño como un pilar en la vida de nuestra reina”, dijo el gobernante de Canadá, país que integra el Commonwealth.

Otro mandatario de la Commonwealth (Mancomunidad) británica, el primer ministro australiano, Scott Morrison, saludó un hombre que “encarnaba una generación que no volveremos a ver”.

El presidente ruso, Vladimir Putin, le deseó a la reina Isabel II “valentía y fortaleza mental ante esta dolorosa e irreparable pérdida”. Putin le mandó un telegrama a la reina, indicó el Kremlin, en el que recordó que “muchos acontecimientos importantes en la historia moderna de su país están asociados con el nombre de su Alteza Real”.

En parecidos términos se expresó el expresidente de Estados Unidos, George W. Bush, quien aseguró que Felipe había representado al Reino Unido “con dignidad”.

“Durante más de setenta años ofreció sus servicios a la Corona (…) con dedicación ejemplar”, recordó el presidente italiano, Sergio Mattarella.

El ministro de Relaciones Exteriores checo, Tomas Petricek, optó por recordar la gran proyección de la monarquía británica en todo el mundo, herencia de su pasado imperial. “Incluso una tribu del archipiélago de Vanuatu lo adora como un dios. Uno de los símbolos de la monarquía británica moderna se ha ido. Descanse en paz”, explicó.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, envió sus condolencias al primer ministro Boris Johnson. “Nuestros pensamientos y simpatía van hacia la Familia Real británica”, indicó. “El príncipe Felipe será muy añorado en Israel y en el mundo”, aseguró por su parte el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Desde América Latina, uno de los primeros en reaccionar fue el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador. “Un pésame a los familiares, amigos y al Reino Unido por la muerte del príncipe Felipe”, indicó. Y desde Cuba, el canciller Bruno Rodríguez comunicó también sus “muy sentidas condolencias a Su Majestad Isabel II, Su Alteza el príncipe Carlos, a la familia real y al pueblo y gobierno británicos”.