Biden, Trump, Obama y Bush rindieron tributo al príncipe Felipe de Inglaterra

En Facebook, el expresidente Barack Obama elogió a Felipe como alguien que asumió con abnegación su labor de esposo de la reina.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y sus antecesores Donald Trump, Barack Obama y George Bush Jr. Homenajearon este viernes al fallecido príncipe Felipe de Inglaterra por su dedicado servicio público.

En declaraciones a periodistas en la Casa Blanca, el presidente Biden dijo que él y su esposa , la primera dama Jill Biden, enviaron condolencias a la reina Isabel II: “Era un gran tipo”, dijo Biden, elogiando los servicios que el príncipe había prestado a Gran Bretaña y la Commonwealth, y recordando su “valentía” en la Segunda Guerra Mundial.

Biden señaló que el impacto de las décadas que dedicó al servicio público el consorte muerto este viernes a los 99 años “es evidente en las nobles causas que apoyó”. “Su legado va a vivir no sólo a través de su familia sino en todas las iniciativas benéficas que impulsó”, dijo el mandatario.

Biden destacó además las labores de caridad del príncipe Felipe, a quien definió como un “campeón del medio ambiente”. “Creo que lo van a extrañar, particularmente en el Reino Unido. Noventa y nueve años y nunca se detuvo”, dijo Biden.

“Desde su servicio durante la Segunda Guerra Mundial, pasando por los 73 años que estuvo junto a la reina y toda su vida ante la opinión pública, el príncipe Felipe se dedicó con gusto al pueblo del Reino Unido, al Commonwealth y a su familia”, había dicho más temprano en un comunicado.

El expresidente Donald Trump dijo, por su parte, que la muerte del príncipe Felipe era una pérdida “insustituible” para el Reino Unido: “El mundo está de luto por el fallecimiento del príncipe Felipe, un hombre que encarnaba el alma noble y el espíritu orgulloso del Reino Unido y la Commonwealth”, dijo Trump en un comunicado.

Se trata de una pérdida insustituible para Reino Unido y para todos los que aprecian nuestra civilización”, dijo. “El príncipe Felipe definía la dignidad y la gracia británica. Personificaba la tranquila reserva, la severa fortaleza y la inquebrantable integridad del Reino Unido”, añadió.

En Facebook, el expresidente Barack Obama elogió a Felipe como alguien que asumió con abnegación su labor de esposo de la reina: “Al lado de la reina o siguiendo los dos pasos habituales detrás, el príncipe Felipe mostró al mundo lo que significa ser un marido solidario de una mujer poderosa”, señaló.

Recordando el primer encuentro de él y su esposa Michelle Obama con la pareja real británica, dijo que Felipe “en particular fue amable y cálido, con un ingenio agudo y un buen humor infalible”. “Le echaremos mucho de menos”, escribió Obama.

Monarquias.com