Jordania

Quién es el príncipe Hamzah de Jordania, acusado de urdir un golpe palaciego

Hijo mayor de la reina Noor, fue detenido en su palacio, acusado de amenazar la estabilidad del reino. Oficialmente, guarda buenas relaciones con su hermano mayor, Abdallah II, y es alguien popular, cercano a los líderes tribales.

Acusado de participar en un complot contra el gobierno, el príncipe Hamzah bint Hussein de Jordania ha sido detenido en su domicilio del Palacio de Al-Salaam, en las afueras de Amman, junto a su familia, y sus comunicaciones han sido restringidas.

El príncipe es el primer hijo nacido del cuarto matrimonio del difunto rey Hussein, con la estadounidense Elisabeth Halaby, quien adoptó el nombre de Noor Al Hussein cuando se casó con el monarca en 1978.

Noor llegó a ser la esposa favorita y la más amada de Hussein, al punto de que manifestó antes de morir su deseo de que Hamzah fuera nombrado heredero del trono. El príncipe se graduó de la Harrow School y de la Royal Military Academy en Sandhurst del Reino Unido y asistió a la Universidad de Harvard en los EE. UU. Ha servido en las fuerzas armadas jordanas.

Hamzah, quien con frecuencia fue descrito por su padre como “el deleite de sus ojos” fue visto como demasiado joven e inexperto para ser nombrado sucesor en el momento de la muerte del rey Hussein, en 1999. En cambio, fue su hermanastro mayor, el rey Abdallah II, quien subió al trono, y lo nombró heredero.

Cinco años más tarde, en medio de una presunta pugna por el poder liderada entre la joven reina Rania (consorte de Abdallah II) y la reina viuda Noor, Hamzah fue despojado por su hermano el título de príncipe heredero en 2004. El acto fue visto como un golpe para la reina Noor, que esperaba ver a su hijo mayor convertirse en rey.

Hamzah, hijo del fallecido rey Hussein, fue acusado por las Fuerzas Armadas de realizar actividades que amenazan “la estabilidad y seguridad de Jordania”.

Hamzah fue desterrado al desierto político desde que fue despedido como príncipe heredero y remplazado por su sobrino, Al Hussein. Las figuras de la oposición, sin embargo, se unieron a su alrededor, una medida que ha sido vista con disgusto por el rey Abdallah II, dijeron funcionarios familiarizados con la situación.

En los últimos años, Hamzah no ha sido visto como una gran amenaza para la monarquía y ha sido marginado durante años, pero las autoridades se han preocupado cada vez más por sus esfuerzos por construir lazos con figuras descontentas dentro de tribus poderosas, que dominan la seguridad y el ejército forman la base del apoyo a la monarquía hachemita del reino.

En un video publicado por la BBC, el príncipe dijo desde su arresto domiciliario que es inocente de las acusaciones, pero advirtió: “Yo no soy el responsable del colapso de la gobernabilidad, la corrupción y la incompetencia que ha prevalecido en nuestra estructura de gobierno durante los últimos 15 a 20 años y que ha ido empeorando”.

Monarquias.com