El golpe de Harry y Meghan a la monarquía “fue peor que la abdicación de Eduardo VIII”, afirmó biógrafa real

La entrevista concedida en la TV estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

El príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex, “traicionaron” a la familia real y causaron un daño duradero a la monarquía desde que renunciaron a la realeza, aseguró la biógrafa real Penny Junor después de que los duques de Sussex ofrecieran una explosiva entrevista a Oprah Winfrey.

“Cuando Harry y Meghan se fueron hace un año, la gente se sorprendió y se decepcionó porque eran una gran pareja. Harry era un miembro de la realeza muy popular y Meghan era un gran activo para la familia”, explicó Junor a The Daily mail.

“Un año después, creo que mucha gente está realmente enojada y piensa que han traicionado a su familia y han lanzado una gran bomba en el corazón de la institución y también han dado un golpe al Reino Unido”, agregó la autora.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

Lea además: Andrew Morton: al igual que la princesa Margarita, Harry y Meghan se volverán cada vez más “irrelevantes”

Junor describió la crisis como algo peor que la abdicación de Eduardo VIII en 1936 para casarse con la socialité estadounidense dos veces divorciada Wallis Simpson. “Las circunstancias son muy diferentes. Eduardo VIII fue expulsado, mientras que Harry y Meghan eligieron irse, pero creo que esto es más perjudicial”, afirmó la biógrafa.

Junor explicó que aunque parecía que la abdicación de Eduardo VIII iba a perjudicar a la monarquía, en realidad no fue así porque su hermano menor, el duque de York, estaba preparado para ocupar su lugar. Convertido el duque en rey Jorge VI, hizo un trabajo realmente bueno y restauró la reputación de la monarquía, señaló.

“Meghan puede verse tan infernalmente bonita, pero ella seguirá siendo la que tendrá que hacer una reverencia a Kate Middleton”, dijo el biógrafo real Andrew Morton.

Lea además: El arzobispo de Canterbury negó haber casado a Harry y Meghan Markle antes de la boda oficial

La biógrafa calificó la entrevista con la presentadora Oprah Winfrey de traición a la familia real. “Son acusaciones realmente terribles que se mantendrán”, declaró.

En la entrevista entre otras cosas, Meghan dijo que algunos parientes de su marido hicieron comentarios sobre el color de piel de su hijo y que ella había tenido pensamientos suicidas durante su estancia en el Reino Unido y que los funcionarios del palacio se negaron a buscarle ayuda.

Gayle King, una amiga de Meghan Markle y de Oprah, dijo posteriormente en una entrevista de TV que Harry habló con su padre y hermano y estas conversaciones “no fueran productivas”. Esta revelación tendrá un impacto indeleble en la relación del duque de Sussex con su familia, subrayó la experta.

El hecho de que se haya difundido lo esencial de esa conversación es una terrible traición a la confianza”, indicó. “No sé cómo se resolverá todo el problema porque Harry ha demostrado que no es digno de confianza, y que si la familia real se acerca a él, si no le gusta lo que dicen, lo más probable es que salga en la televisión mundial”, enfatizó.

Monarquias.com