El ex príncipe heredero de Jordania bajo “arresto domiciliario”, acusado de complot

Hamzah, hijo del fallecido rey Hussein, fue acusado por las Fuerzas Armadas de realizar actividades que amenazan “la estabilidad y seguridad de Jordania”.

El príncipe Hamzah de Jordania afirmó en un video publicado por la BBC estar bajo “arresto domiciliario” después de haber sido acusado de participar en un golpe palaciego contra su hermano, el rey Abdallah II.

Hamzah afirmó que el jefe del Estado Mayor del ejército fue a su casa y le dijo que “no estaba autorizado a salir de ella”.

“Tuve una visita del jefe de estado mayor de las fuerzas armadas jordanas esta mañana en la que me informó que no se me permitía salir, comunicarme con la gente o reunirme con ellos porque en las reuniones en las que había estado presente, o en las redes sociales relacionadas con las visitas que había hecho, había habido críticas al gobierno o al rey”, dijo.

El ex príncipe heredero aseguró, además, que no participó en ninguna conspiración y que “no es responsable de la degradación de la gobernanza, la corrupción y la incompetencia” de las autoridades de su país.

“Yo no soy el responsable del colapso de la gobernabilidad, la corrupción y la incompetencia que ha prevalecido en nuestra estructura de gobierno durante los últimos 15 a 20 años y que ha ido empeorando… Y no soy responsable de la falta de fe que la gente tiene en sus instituciones”, agregó el príncipe. “Ha llegado a un punto en el que nadie puede hablar o expresar su opinión sobre nada sin ser intimidado, arrestado, acosado y amenazado”.

Horas antes, las fuerzas armadas jordanas advirtieron al príncipe Hamzah bin Hussein, de 40 años, que cese cualquier actividad que pueda perjudicar a la monarquía del reino hachemita, según informó este sábado la agencia oficial de noticias jordana Petra.

“Se le solicitó al príncipe que cese algunas actividades que podrían ser usadas para amenazar la estabilidad y seguridad de Jordania”, explicó el ejército en el comunicado.

Hamzah bin Hussein es el hijo mayor de la reina Noor, cuarta esposa del difunto rey Hussein. Nombrado heredero del trono por deseo de Hussein en sus últimas semanas de vida, ocupó ese cargo hasta que Abdullah II -hijo de la segunda esposa de Hussein- lo desplazó del cargo.

Un exfuncionario estadounidense con conocimiento de los eventos en Jordania dijo que el complot no involucró un “golpe físico”, pero dijo que los involucrados estaban planeando impulsar protestas que parecerían ser un “levantamiento popular con masas en la calle” con apoyo de las tribus.

El príncipe Hamzah no es visto como una gran amenaza para la monarquía de Jordania y ha sido marginado durante años. Pero las autoridades se han preocupado cada vez más por sus esfuerzos por construir lazos con figuras descontentas dentro de tribus poderosas, que dominan la seguridad y el ejército forman la base del apoyo a la monarquía hachemita del reino.

Hamzah, quien había sido preparado por su madre estadounidense, la reina Noor, para ocupar el trono, fue empujado al desierto político desde que fue despedido como príncipe heredero. Las figuras de la oposición, sin embargo, se unieron a su alrededor, una medida que ha sido vista con disgusto por el rey Abdallah II, dijeron funcionarios familiarizados con la situación.

El Washington Post dijo que las autoridades jordanas arrestaron a una veintena de personas, entre ellos el exasesor del rey Abdallah II Basem Awadalá, viejo confidente del monarca y antiguo ministro de Finanzas, y un miembro de la Familia Real identificado como Sharif Hassan Ben Zaid.

Awadalá era considerado como un impulsor de las reformas económicas en el país, que durante muchos años se ha enfrentado a la resistencia de una vieja guardia que dominaba la corte.

Monarquias.com / Con información de Reuters, BBC