El príncipe Andrés, bajo presión tras nuevas acusaciones contra su amiga Ghislaine Maxwell

Encarcelada desde julio de 2020, podría ser condenada a cadena perpetua por trafico sexual de menores. El duque de York es instado a colaborar con los investigadores.

El príncipe Andrés de Inglaterra se encuentra bajo una presión cada vez mayor para colaborar con los investigadores estadounidenses después de que su amiga, la empresaria Ghislaine Maxwell, enfrentara nuevos cargos por su relación con el pedófilo Jeffrey Epstein.

Maxwell se encuentra en una cárcel de Nueva York a la espera de juicio por presuntamente preparar a niñas menores de edad para Epstein de 1994 a 199 y también está acusada de abusar de ellos con él, todo lo cual ocurrió antes de que el príncipe entablara amistad con el fallecido financiero multimillonario.

Pero esta semana se presentaron nuevos cargos contra Maxwell, de 59 años, vinculados a acusaciones de una mujer que dice que fue abusada entre 2001 y 2004, cuando el príncipe Andrésya estaba en contacto con Epstein. “Los abogados de Maxwell buscan hacerse con la imagen original de Andrés con su brazo alrededor de Virginia Giuffre, quien afirma que era la esclava sexual adolescente de Epstein”, dijo el diario The Sun.

Los fiscales federales presentaron su acusación en un tribunal de Nueva York agregando cargos de conspiración para trafico sexual y tráfico sexual de un menor; lo cual eleva a ocho los cargos que enfrenta Maxwell. La acción incluye una nueva acusadora y extiende en siete años el tiempo durante el cual Maxwell es acusada de colaborar en el reclutamiento de menores para satisfacer a su expareja Epstein.

Lea además: Piloto privado de Jeffrey Epstein dice haber transportado al príncipe Andrés una decena de veces

De 59 años, Maxwell responderá ahora por delitos supuestamente cometidos entre 1994 y 2004, tras haber sido acusada inicialmente de cometerlos entre 1994 y 1997. Los cargos son más graves contra la amiga del príncipe que los primeros los cuales se referían a “instigación” y “transporte” de menores para que viajaran a mantener actos sexuales ilegales.

Hija del magnate de los medios Robert Maxwell, la británica niega haber reclutado menores para Epstein, que se suicidó en 2019 en la cárcel a la espera de ser enjuiciado. Maxwell también está acusada de dos cargos de perjurio por su testimonio en 2016 en un caso de difamación presentado contra por Virginia Giuffre; acusadora de Epstein.

Según la nueva acusación, la nueva víctima tenía unos 14 años cuando Maxwell la conoció en 2001, en la residencia de Epstein en Palm Beach. Según documentos judiciales, Maxwell “arregló a la joven para que sostuviera actos sexuales con Epstein de múltiples maneras” y los investigadores quieren saber qué tan implicado estuvo el príncipe británico en estos casos.

Los fiscales sostienen que Maxwell también instó a la víctima a “reclutar otras chicas jóvenes para darle masajes sexuales a Epstein”. La chica aportó “múltiples mujeres”, entre ellas menores de 18 años, dicen los documentos judiciales. Ellas solían viajar con Epstein a las residencias donde él recibía a sus amigos, entre ellos, el duque de York.

Monarquias.com