Serie de TV serbia refleja la dramática vida del rey Alejandro I de Yugoslavia

Más de 130 actores participaron en el gran proyecto de rodaje de la serie. Ljubomir Bulajić interpreta al rey, asesinado en 1934.

La televisión de Serbia estrenó la serie histórica “Aleksandar od Jugoslavije”, que retrata la vida del rey Alejandro I de Yugoslavia desde la Guerra de los Balcanes hasta su asesinato en 1934.

Más de 130 actores participaron en el gran proyecto de rodaje de la serie, dirigida y escrita por Zdravko Shotra, basada en la novela homónima de Vuk Draskovic.

El rey Alejandro es interpretado por Ljubomir Bulajić mientras la actriz Tamara Aleksić interpreta a la reina Marija, nacida princesa de Rumania.

La serie televisiva, que tiene 15 episodios, abarca el período histórico de 1918 a 1934, es decir, desde la creación del ‘Reino de los serbios, croatas y eslovenos’, que pasará a ser Yugoslavia en 1929, hasta el asesinato del rey Alejandro en la ciudad francesa de Marsella.

Alejandro I fue coronado en 1918 como segundo rey de la dinastía Karadjorgevic. En 1920 contrajo matrimonio con la hija de los reyes de Rumania, matrimonio que propició su protagonismo en las cortes europeas. Su hijo, Pedro II, fue el último rey, derrocado por el comunismo en 1945. Su nieto, Alejandro II, es actualmente el jefe de la dinastía y vive en Belgrado.

El director y guionista Zdravko Šotra dijo a la cadena serbia N1 que estaba muy emocionado por el inicio de la retransmisión porque este es uno de los proyectos más difíciles de su dilatada carrera.

Trabajamos durante la pandemia, en condiciones que no eran normales, pero lo olvidamos rápidamente porque teníamos un trabajo muy responsable por delante: contar la historia de Alejandro I Karadjordjevic”, explicó.

El rey “fue una persona que, con su significado, tocó profundamente el destino, no solo de nuestro pueblo, sino de toda la región. Es una persona sobre la que hay mucha polémica, y sobre todo, una persona contra la que se han cometido muchas injusticias”, dijo Šotra.

La más grande de las injusticias contra Alejandro I, reconoció Šotra, es el “desconocimiento de muchas verdades de su vida, el desconocimiento de las difíciles tareas que el destino le impuso cuando era muy joven”.

“Les recordaré que a los 24 años fue el comandante supremo del ejército serbio en las guerras, y que luego asumió la gran y difícil tarea de crear un estado de eslavos del sur, y al final pagó con su vida”, agregó.