Obituarios

Obituario: Goodwill Zwelithini, influyente y polémico rey del pueblo zulú (1948-2021)

En 1971, en pleno régimen del apartheid, se convirtió en el 8º rey zulú y en uno de los soberanos tradicionales más conocidos de Sudáfrica.

En 1971, en pleno régimen del apartheid, se convirtió en el 8º rey zulú y en uno de los soberanos tradicionales más conocidos de Sudáfrica.

El rey Goodwill Zwelithini nunca gobernó un país, pero sí un pueblo, la nación zulú, el grupo étnico más grande de Sudáfrica. Muerto a los 72 años, este descendiente del rey Shaka, guerrero que gobernó la nación zulú hasta su asesinato en 1828, fue durante casi 50 años el líder indiscutido de los zulúes, venerado y polémico a la vez.

Sin embargo, hasta que en los años 90 la Constitución de Sudáfrica lo reconoció como líder tradicional, el rey Goodwill era más conocido por revivir la danza de caña anual ‘Umhlanga’, un antiguo rito cultural de paso a la feminidad en el que miles de jóvenes con el pecho desnudo las mujeres bailan frente al rey portando largas varas de caña que se supone que se deforman o se rompen si el portador no es virgen.

El rey zulú de Sudáfrica Goodwill Zwelithini, de 72 años, murió después de semanas en el hospital recibiendo tratamiento para la diabetes.

La historia de los reyes zulúes se remonta a 1816, cuando el jefe Shaka ascendió al poder sobre una de las tribus en la costa sureste de África. Al realizar una serie de reformas militares, políticas y sociales, expandió su dominio a unos 30.000 kilómetros cuadrados, creando un Estado absolutista. Existió en esa calidad durante casi todo el siglo XIX hasta que fue ocupado por los británicos en 1887. El último soberano independiente, Dinuzulu, fue exiliado y murió en Transvaal, fuera de la tierra de los zulúes.

Goodwill Zwelithini kaBhekuzulu nació el 14 de julio de 1948 en la pequeña aldea de Nongoma, hijo del rey Cipriano Bhekuzulu Nyangayezizwe kaSolomon y su segunda esposa, la reina Thomozile Jezangani kaNdwandwe. Dejó la escuela a los 15 años y en 1968 accedió al trono tras la muerte de su padre.

Sin poder político, el rey de los zulúes ejerce una influencia moral sobre más de once millones de personas de la etnia más numerosa en Sudáfrica. Es el más influyente de los jefes tradicionales reconocidos por la Constitución.

Los intentos posteriores de asesinato obligaron al joven rey a esconderse y fue enviado a la isla atlántica de Santa Helena mientras el príncipe Mcwayizeni Israel Zulu actuaba como regente, lo que provocó fricciones con el jefe Buthelezi, otro tío y el poder creciente dentro de la familia real. En 1971 finalmente regresó para ser coronado en una imponente ceremonia con 20 mil asistentes y desde entonces su papel fue en gran parte ceremonial como jefe de una nación casi independiente bajo el gobierno del apartheid.

Zwelithini trató de imponerse políticamente, chocando con el príncipe Buthelezi, quien también es su primo y quien en ese momento era el administrador designado por el gobierno de la tierra natal de KwaZulu. En 1979, el rey intentó formar su propio partido político para desafiar a Buthelezi, pero fue sancionado y se redujo su salario. Los dos hombres se reconciliaron más tarde, y el rey apoyó el partido político de Buthelezi.

Durante los años del apartheid, el rey Goodwill se opuso a las sanciones internacionales contra el régimen, una postura que llevó al editor de un periódico sudafricano a calificarlo de “idiota útil” del apartheid después de su muerte. Durante las décadas de 1980 y 1990, cuando la violencia en la región de KwaZulu amenazaba con cambiar radicalmente la transición de Sudáfrica a la democracia, el rey fue a veces una voz de paz y disidencia en las negociaciones.

Antes de las primeras elecciones democráticas en Sudáfrica, en 1994, Goodwill Zwelithini suscitó gran preocupación, sobre todo dentro del Congreso Nacional Africano(ANC, por sus siglas en inglés), el partido de Nelson Mandela, al congregar a miles de hombres armados con palos en las calles de Johannesburgo. La mayoría eran simpatizantes del partido nacionalista zulú Inkatha Freedom Party (IFP). Un tiroteo frente a la sede del ANC se saldó con 42 muertos y 250 heridos.

Este rey sin poder en la Sudáfrica actual ejercía, sin embargo, una gran influencia sobre millones de personas de esta etnia, la más importante del país, y cumplía un papel más bien espiritual. Los jefes tradicionales están reconocidos por la Constitución y continúan cumpliendo un papel simbólico.

Posteriormente el rey jugó un papel decisivo para asegurar el reconocimiento de las casas reales de Sudáfrica mientras se redactaba la nueva constitución. Tras esto, reconocido oficialmente como líder tradicional de casi el 20 por ciento de la población sudafricana, Zwelithini mantuvo una gran influencia política, y los sucesivos presidentes y líderes políticos posteriores le rindieron pleitesía.

Desde 1994, después de ser reconocido como rey tradicional, Goodwill Zwelithini recibió más de 60 millones de rand (unos 4 millones de dólares) en asignaciones anuales del estado sudafricano para ayudar a financiar su estilo de vida cada vez más extravagante, que incluía comprar lujosos palacios para sus esposas y gastar miles de dólares en uniformes militares para sus 28 hijos.

El difunto rey Goodwill Zwelithini (izq) en un ritual tradicional con su cuñado, el rey Mswati III de eSwatini (der).

Un rey polémico

Goodwill Zwelithini apareció en los titulares de los periódicos de vez en cuando, condenando las relaciones entre personas del mismo sexo como “podridas” y pidiendo un regreso del castigo corporal en las escuelas.

Una gran crisis provocaron sus dichos sobre los inmigrantes, a quienes calificó de “hormigas” y “piojos”, diciendo que deberían ser expulsados de Sudáfrica. “Pedimos a los ciudadanos extranjeros que empaquen sus pertenencias y regresen a sus países”, dijo el rey en un mitin en Durban, comentarios acusados de avivar una serie de ataques en su mayoría africanos.

Nacido en Nongoma, una pequeña ciudad de la provincia de KwaZulu-Natal, Goodwill Zwelithini accedió al trono a los 23 años, tras la muerte de su padre.

Más tarde condenó la violencia y dijo que sus comentarios sobre los trabajadores migrantes y el desempleo entre los sudafricanos se habían sacado de contexto.

El rey Zwelithini, a quien como líder zulú se le asignó la mayor parte de un fondo de compensación que el gobierno reserva para los líderes tradicionales de Sudáfrica, fue uno de los mayores terratenientes del país. Se opuso a los planes de nacionalizar y redistribuir la tierra y fue bastante crítico con la mala gestión del gobierno sobre este tema, ya que podría afectar a grandes extensiones de tierra pertenecientes a la nación zulú.

El rey Goodwill Zwelithini, nacido el 14 de julio de 1948, murió el 12 de marzo de 2021. Le sobreviven sus seis esposas y 26 hijos.