Inglaterra

Megxit: la reina Isabel II no dará marcha atrás en el acuerdo con Harry y Meghan

Los duques de Sussex expresaron sus quejas en una entrevista a la presentadora Oprah Winfrey. Algunas de las acusaciones dejaron a la familia real “sorprendida y atónita”.

Los duques de Sussex expresaron sus quejas en una entrevista a la presentadora Oprah Winfrey. Algunas de las acusaciones dejaron a la familia real “sorprendida y atónita”.

La reina Isabel II de Inglaterra se negó a dar marcha atrás en la situación de su nieto, el príncipe Harry, y Meghan Markle, duquesa de Sussex, a pesar de su reciente entrevista con Oprah Winfrey, informó el periódico The Sun, citando una fuente.

“Su Majestad no está de acuerdo”, dijo la fuente. “Aunque hay empatía por lo que Harry y Meghan han dicho que pasaron, no habrá cambios en el acuerdo”.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

Lea además: ¿Isabel II dejó sin apoyo a Meghan tras su boda con Harry? Las versiones se contradicen

La escandalosa entrevista se dio días después de que Harry y Meghan fueran despojados de sus patrocinios tras el rechazo de la reina a su propuesta de ser miembros de la familia real “a medio tiempo”. Durante la entrevista, Meghan se quejó de que Archie, el primogénito de la pareja, no recibiría seguridad ni un título real.

Se espera que Archie obtenga un título cuando el príncipe Carlos asuma el trono, ya que las reglas dinásticas establecidas por el rey Jorge V en 1917 dictan que solo los hijos y nietos del monarca se titulan príncipes o princesas, al igual que los hijos del príncipe de Gales.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

Lea además: La popularidad de Harry y Meghan cae al vacío tras la entrevista con Opra Winfrey

En 2013, sin embargo, Isabel II emitió un nuevo edicto real que garantizaba que todos los hijos del príncipe Guillermo y Kate Middleton, duques de Cambridge, tuvieran los títulos de Príncipes y Princesas debido a que ocuparían los primeros lugares en la sucesión al trono.

Recientemente, una fuente familiarizada con las decisiones sobre la protección real le dijo a The Times que la seguridad fue eliminada debido a que el riesgo no era “lo suficientemente alto” ya que la pareja había renunciado a sus títulos reales. Según los informes, la reina también decidió que no podía permitir que los contribuyentes pagaran por la protección de los duques de Sussex si no estaban haciendo un trabajo real oficial.