“Al borde de la traición”: funcionarios del palacio reaccionan a la entrevista de los duques de Sussex

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

A una semana de su transmisión, la entrevista del príncipe Harry y Meghan Markle con la presentadora Oprah Winfrey sigue provocando reacciones en el Reino Unido.

Uno de los ayudantes más cercanos de la reina Isabel II dijo que las impactantes afirmaciones de la pareja durante el programa televisivo estaban “al borde de la traición”, informó el Sunday Times.

Otra fuente consultada por el medio consideró la reveladora entrevista de la pareja de Sussex “un increíble acto de deslealtad”. “La pregunta que nadie parece poder responder es ¿qué están tratando de lograr los Sussex con esto?” agregó la fuente del Palacio. “No sabemos lo que quieren. Si crees que la reina es genial, ¿por qué estás tratando de destruir todo lo que ella y la familia representan?”

La entrevista concedida en la TV estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

“La sensación de ira y desconcierto desatada por el duque y la duquesa de Sussex a raíz de su entrevista en la televisión estadounidense la semana pasada puede haber sido resumida por un miembro de la realeza que lucha por responder a una crisis en la que el Palacio de Buckingham pasó gran parte del año pasado desesperado por evitar”, dice el prestigioso periódico.

Lea además: La popularidad de Harry y Meghan cae al vacío tras la entrevista con Opra Winfrey

El pasado 7 de marzo, salió al aire en Estados Unidos la esperada entrevista en la que Harry y Meghan rompieron su silencio acerca de diversos asuntos polémicos. Entre otras cosas, la pareja acusó de racismo a un miembro de la familia real, cuyo nombre no mencionaron. El pariente supuestamente había preguntado “qué tan oscuro” sería su bebé. La pareja subrayó que, en parte, fue justamente el racismo lo que hizo que decidieran irse del Reino Unido.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

En la entrevista, además, Meghan acusó a la realeza de no apoyarla en momentos de extrema fragilidad psicológica, cuando ella buscó ayuda a raíz de constantes pensamientos suicidas. La duquesa de Sussex también contó que días previos a su boda con el príncipe Harry, la duquesa de Cambridge, esposa del príncipe Guillermo le hizo llorar.

Días después de la entrevista, la reina Isabel II y su familia comunicaron que estaban entristecidos al enterarse de las experiencias de Harry y Meghan, y dijeron que abordarían los problemas relacionados con la raza que planteó la pareja en la entrevista. Si bien subrayaron que “algunos recuerdos pueden variar”, afirmaron en un comunicado que Harry, Meghan y su hijo, Archie, siempre serán “miembros muy queridos de la familia”.

Lea además: ¿Se prepara la Duquesa de Sussex para ser la primera mujer presidenta de EEUU?