Guillermo y Harry esperan “mostrar un frente unido” pese al drama de la entrevista con Oprah Winfrey

Guillermo de Inglaterra y su hermano menor, Harry, duque de Sussex.

El reencuentro, que tendrá lugar en el Palacio de Kensington, está programado para el 1 de julio, un día que habría sido el 60 cumpleaños de la princesa Diana.

El príncipe Guillermo de Inglaterra y su hermano menor, el príncipe Harry, estarán “hombro con hombro” cuando se reúnan a mediados de año para develar la estatua de su madre Diana, princesa de Gales (1961-1997), que encargaron juntos.

“Definitivamente existe la sensación de que ambos campos están preparados para unirse y formar un frente unido para una ocasión tan especial”, dijo una fuente real al periódico londinense The Mirror.

El reencuentro, que tendrá lugar en el Palacio de Kensington, está programado actualmente para el 1 de julio, un día que habría sido el 60 cumpleaños de la princesa Diana. Las fuentes creen que es probable que la reunión se convierta en la primera desde la salida de los duques de Sussex del Reino Unido y su entrevista explosiva con Oprah Winfrey.

Lea además: ¿Isabel II dejó sin apoyo a Meghan tras su boda con Harry? Las versiones se contradicen

El duque de Sussex reveló durante su entrevista con la presentadora estadounidense Oprah Winfrey que su relación con su hermano está suspendida desde que él y su esposa Meghan habían dejado el Reino Unido para irse a Estados Unidos.

“Amo a Guillermo en cantidades, él es mi hermano, hemos pasado por el infierno juntos, tenemos una experiencia compartida, pero estábamos en caminos diferentes”, dijo el duque de Sussex.

La duquesa de Sussex, Meghan Markle, acusó a la familia real de racismo y dijo que supo a través de su esposo que algunos parientes reales anónimos se habían preguntado “cuán oscura” sería la piel de su hijo por nacer y que sus pensamientos suicidad fueron ignorado por el palacio cuando estaba embarazada.

Lea además: “No somos racistas”, clama el príncipe Guillermo tras acusaciones de los duques de Sussex

En declaraciones a los periodistas fuera de una escuela del este de Londres el jueves, el duque de Cambridge dijo que la familia real ” no era racista” después de una pregunta de uno de los periodistas. William también reveló que aún no ha hablado con su hermano menor, pero “lo hará”.

La tensión sin duda está aumentando” en este momento, cree la fuente del Mirror, pero los dos hermanos (segundo y sexto en la sucesión al trono) se dan cuenta de que “es importante dejar a un lado las diferencias al menos para la ceremonia”.

Como se espera que Harry regrese a su país de origen para la inauguración de la estatua, es probable que su esposa Meghan Markle se quede en los Estados Unidos a la espera del nacimiento de su segunda hija. Inicialmente se sugirió que el duque visitaría el Reino Unido a partir de junio para las grandes celebraciones del cumpleaños de la reina y el príncipe Felipe, pero esto aún no se ha confirmado.