“No somos racistas”, clama el príncipe Guillermo tras acusaciones de los duques de Sussex


El príncipe Guillermo aseguró este jueves que la familia real británica “no es racista” y declaró que no ha hablado con su hermano, el príncipe Harry, después de la entrevista que él y su esposa, Meghan Markle, concedieron a Oprah Winfrey.

No somos una familia racista”, aseguró el duque de Cambridge, en declaraciones a los medios británicos. De forma paralela, indicó que “planea” hablar con el príncipe Harry.

Harry, de 36 años, y Meghan, de 39, explicaron su salida de la monarquía y su exilio a California por la insostenible presión de la prensa sensacionalista británica, el racismo en algunos medios y redes sociales y la falta de apoyo de la familia real.

Lea ademásLa Casa de Windsor, bajo presión y ante “la peor crisis real en 85 años” por la entrevista de Harry y Meghan

Pero sobre todo, lo que dejó a la entrevistadora estrella de la televisión estadounidense Oprah Winfrey sin palabras fue cuando la pareja aludió a estos comentarios racistas en el seno familiar.

Una de las revelaciones más impactantes de la entrevista fueron las conversaciones sobre supuestas “preocupaciones” por el color de la piel del hijo de los duques, Archie, puesto que Markle es birracial. Winfrey matizó horas más tarde que ni la reina Isabel II ni su marido, el príncipe Felipe, hablaron nunca con la pareja sobre el color de la piel del bebé.

La reina Isabel II, de 94 años, respondió el martes afirmando que “toda la familia se entristece al conocer lo difícil que han sido los últimos años para Harry y Meghan”. La monarca aseguró también tomarse “muy en serio” las acusaciones de racismo y se comprometió a que sean tratadas “por la familia en privado”, pero dejó claro que “los recuerdos pueden variar” en función de las personas.