Inglaterra

¿Isabel II dejó sin apoyo a Meghan tras su boda con Harry? Las versiones se contradicen

Meghan Markle dijo a Oprah Winfrey que, aunque la reina había sido personalmente "maravillosa", no había recibido ninguna orientación sobre cómo comportarse como miembro de la realeza.

Meghan Markle dijo a Oprah Winfrey que, aunque la reina había sido personalmente “maravillosa”, no había recibido ninguna orientación sobre cómo comportarse como miembro de la realeza.

El Palacio de Buckingham puso a disposición de Meghan Markle empleados con larga experiencia para que le sirvieran de mentores antes de casarse con el príncipe Harry, informó The Daily Mail, citando unas fuentes familiarizadas con el asunto. Estos informes contradicen la afirmación de la duquesa de Sussex en la entrevista con Oprah Winfrey, a quien dijo que no recibió ayuda a la hora de entrar en la familia real.

Es muy poco sincero hacer una generalización tan amplia. Había un equipo brillante de ayudantes muy experimentados y leales para ayudarles. Lamentablemente, ella y Harry no estaban dispuestos a escuchar a nadie. Y esa es la pura verdad”, comentó una persona del palacio.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

En el 2018 se supo que la reina Isabel II reclutó a su asesora de mayor confianza, Samantha Cohen, para que ayudara a Meghan a prepararse para su boda y para la vida real. Cohen se encargó de dar a la exactriz sesiones regulares de tutoría desde la etiqueta real hasta el protocolo diplomático en el Palacio de Kensington.

La reina tuvo que convencer personalmente a Cohen, su secretaria privada adjunta que acababa de presentar la renuncia después de trabajar para la Casa Real durante casi 20 años, para que se quedara y trabajara para la pareja.

Lea además: “No somos racistas”, clama el príncipe Guillermo tras acusaciones de los duques de Sussex

“La reina le dio a Sam, su par de manos más seguro, más confiable”, asegura una fuente. El periódico también aclara que Harry y Meghan podían escoger a 15 empleados para su propia oficina de comunicación.

Por su parte, Meghan reveló en una entrevista con Oprah Winfrey que, aunque la Reina había sido personalmente ‘maravillosa’, no había recibido ninguna orientación sobre cómo comportarse como miembro de la realeza, lo que la obligó a “buscar en Google el himno nacional”.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

“A diferencia de lo que se ve en las películas, no hay ninguna clase sobre cómo hablar, cómo cruzar las piernas, cómo comportarse de forma real. No hubo nada de ese entrenamiento que podría existir para otros miembros de la familia. Eso no fue algo que se me ofreció”, explicó Markle a Winfrey.

Agregó que fue la duquesa de York, Sarah Ferguson, quien le enseñó a hacer una reverencia antes de conocer a su majestad por primera vez. El príncipe Harry respaldó las afirmaciones de su esposa diciendo que una de las principales razones de su decisión de abandonar los deberes reales era la “falta de apoyo y la falta de comprensión”.

Lea además: Más desacuerdo que conciliación en la reacción de Isabel II a la entrevista de Harry y Meghan