Inglaterra

Fact check: ¿al hijo de Harry y Meghan se le negó el título de “príncipe” porque es mestizo? No

Meghan Markle se declaró molesta por la “idea" de que su hijo fuera "el primer miembro de color de esta familia no tuviera el mismo título que otros nietos”, afirmó en la entrevista con Oprah Winfrey. ¿Qué tan ciertas son estas afirmaciones?

La duquesa de Sussex, Meghan Markle, sugirió que la casa real le negó a su primer hijo, Archie Mountbatten-Windsor, su derecho de nacimiento de ostentar el título título de príncipe y que la decisión iba en contra del protocolo.

La duquesa dijo en la entrevista con Oprah Winfrey que se sorprendió cuando le dijeron que su hijo no obtendría protección policial porque no tenía un título, y sugirió que la decisión se tomó debido a su raza mixta.

Claramente estaba molesta por la “idea de que el primer miembro de color de esta familia no tuviera el mismo título que otros nietos”, afirmó la duquesa. Winfrey le preguntó: “¿Crees que es por su raza?”

Meghan respondió: “En esos meses en los que estaba embarazada, casi al mismo tiempo, tuvimos la conversación de que no se le dará seguridad, que no se le dará un título. Y, también, preocupaciones y conversaciones sobre cuán oscura podría ser su piel cuando nazca”.

La entrevista concedida en la TV estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

¿Qué tan ciertas son las afirmaciones de la duquesa?

Según los protocolos establecidos por el rey Jorge V en Cartas Patentes (decretos reales) de 1917, los hijos y nietos de un soberano tienen el derecho automático al título de príncipe o princesa con tratamiento de Alteza Real. Cuando nació Archie, en 2019, era bisnieto de la reina, no nieto.

La declaración de Jorge V establece: “Los nietos de los hijos de cualquiera de los soberanos en la línea directa masculina (salvo sólo el hijo mayor vivo del hijo mayor del Príncipe de Gales) tendrán y disfrutarán en todas las ocasiones del mismo título y dignidad de los hijos de los duques del reino”.

Lea además: La Casa de Windsor, bajo presión y ante “la peor crisis real en 85 años” por la entrevista de Harry y Meghan

Como tal, Archie y su hermana, que nacerá a mediados de este año, tendrán derecho a los títulos de príncipe y princesa sólo cuando su abuelo, el príncipe Carlos, se convierta en rey.

Las reglas de Jorge V, primer monarca de la Casa de Windsor, significan que solo el príncipe Jorge, como bisnieto del monarca en la línea directa de sucesión al trono, originalmente tenía derecho a ser príncipe, ya que es el hijo mayor del hijo mayor del Príncipe de Gales.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

En 2013, la reina Isabel II se adelantó al nacimiento de Jorge para emitir nuevas cartas patentes para garantizar que los hijos del príncipe Guillermo y la duquesa de Cambridge tuvieran los títulos de príncipe y princesa porque se ubican en los primeros lugares de la sucesión.

Los príncipes Jorge, Carlota y Luis de Cambridge son hijos de un futuro monarca, a diferencia de Archie. El príncipe Harry, ocupa actualmente el sexto lugar en la línea de sucesión al trono y eventualmente, con el paso de los años, irá retrocediendo.

Lea además: El padre de Meghan Markle duda de las acusaciones de racismo contra la familia real

En el momento del nacimiento de Archie, se informó que los duques de Sussex había decidido que él debería ser simplemente Master Archie Mountbatten-Windsor, el apellido adoptado por la familia real que unifica el apellido del príncipe Felipe y el nombre de la Casa de Windsor.

Si los duques de Sussex no hubieran tomado esta decisión, Archie sería actualmente conocido como Lord Dumbarton, como heredero del ducado de su padre. Se sugirió que esta decisión se debía a que Harry y Meghan querían que fuera un niño “normal”, sin la carga de ser un príncipe.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

En la entrevista emitida esta semana por la cadena CBS, Meghan Markle dejó en claro que este no era el caso. “No fue nuestra decisión”, afirmó.

Cuando se le preguntó si era importante para ella que Archie tuviera el título de príncipe, la duquesa respondió: “Si eso significaba que iba a estar a salvo, entonces, por supuesto”.

Lea además: 7 revelaciones de los duques de Sussex a Oprah Winfrey en una controvertida entrevista

Meghan agregó: “Toda la grandeza que rodea a estas cosas es un apego que no tengo. He sido mesera, actriz, princesa, duquesa. Tengo claro quién soy, independientemente de eso. El título más importante que tendré es ‘Mamá’”.

Los miembros extendidos de la familia real tampoco tienen derecho automático a la seguridad policial, que es un asunto que la familia real nunca discute. Es una decisión que se toma con la familia, el Ministerio del Interior y la Policía Metropolitana. La princesa Eugenia y la princesa Beatriz, nietas de la reina Isabel II, ya no tienen la seguridad pagada por el contribuyente.