Oprah Winfrey aclaró que ni Isabel II ni Felipe se preocuparon por el color de piel del hijo de Meghan


Ni la reina Isabel II ni su marido, el príncipe Felipe de Inglaterra, formaron parte de las conversaciones en las que se expresaba preocupación por cuán oscura podría ser la piel del primer hijo del príncipe Harry y Meghan Markle, dijo el lunes Oprah Winfrey.

En una entrevista con la estrella de la televisión estadounidense, los duques de Sussex acusaron a la familia real británica de preocuparse por el tono de piel de Archie antes de su nacimiento. Markle es afroestadounidense y la primera persona mestiza que se casa con un miembro de la familia real británica.

“En esos meses en que estaba embarazada (…) tuvimos una serie de conversaciones sobre que ‘no se le daría seguridad, no se le daría un título’ y también preocupaciones y conversaciones sobre qué tan oscura sería su piel cuando naciera”, dijo Meghan.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

El príncipe Harry no quiso revelar quién había planteado la cuestión, dijo Winfrey a la CBS el lunes, pero “quiso asegurarse de que yo supiera, y que si tuviera la oportunidad lo compartiera, que no fueron su abuela ni su abuelo los que formaron parte de esas conversaciones”.

Esta acusación es potencialmente la más dañina hecha a lo largo de la entrevista de dos horas durante la cual Meghan afirmó que se le negó ayuda durante un momento de crisis en la que sufrió pensamientos suicidas mientras estaba embarazada de Archie, nacido el 6 de mayo de 2019.

Meghan y Enrique han acusado en varias ocasiones a la prensa británica de racismo por su tratamiento hostil hacia ella. Estas acusaciones caen en un momento en el que el Reino Unido enfrenta un profundo debate sobre el racismo y su pasado colonial, que fue atizado por el movimiento de protesta Black Lives Matter en Estados Unidos.

Cuando Winfrey le preguntó a los duques de Sussex si abandonaron el Reino Unido debido al racismo, el príncipe Harry respondió: “Fue una gran parte”.

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

Lea además: Meghan Markle a Oprah Winfrey: “La reina siempre ha sido maravillosa para mi”

En este contexto, el príncipe carga contra la prensa británica, subrayando que es “intolerante, específicamente los tabloides”. “Lamentablemente, si la fuente de información es intrínsicamente corrupta, racista o parcial, eso se filtra a la sociedad”, ha señalado.

En otro fragmento también emitido este lunes, Harry reveló que “nadie” de la familia real británica se ha disculpado ni con él ni con Markle. “La sensación es que esta fue nuestra decisión y por lo tanto las consecuencias han caído sobre nosotros”, dice a Winfrey.

De la familia real, que ha descrito con la palabra “sistema”, ha dicho que es un “ambiente tóxico” debido a la “relación, control y miedo” que infiere la prensa sensacionalista británica. En este sentido, ha agregado que “no está seguro” de si el príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono británico, quiere dejar el “sistema” de la familia real.