El palacio de Buckingham “ignorará” la entrevista de los duques de Sussex con Oprah Winfrey

La entrevista concedida en la televisión estadounidense por Meghan Markle y su marido, el príncipe Harry, nieto de Isabel II, cayó como una bomba en el Reino Unido por sus duras acusaciones a la monarquía.

La familia real británica tiene la intención de “ignorar” la esperada entrevista de los duques de Sussex, Harry y Meghan Markle, que será transmitida durante la noche en CBS desde Estados Unidos, donde la pareja se mudó luego de romper con la monarquía. Sin embargo, el Palacio de Buckingham advirtió que replicará con dureza si la reina sufre una embestida verbal.

Eso es lo que dijeron las habituales fuentes anónimas de la corte al periódico Sunday Times, quienes advirtieron que la máquina de comunicación del Palacio de Buckingham está “listo para vengarse” con nuevas y supuestas “revelaciones sobre el comportamiento” de los Sussex. Esto si los duques atacan con demasiada fuerza a la monarquía, tras los avances conocidos en los que la ex actriz ha acusado a la dinastía de difundir “falsedades” sobre ellos.

La reina Isabel, de 94 años, se ocupa actualmente “sólo sus deberes institucionales” y “de la salud del príncipe consorte Felipe”, hospitalizado con casi cien años en el hospital después de una cirugía cardíaca menor, advirtió otra fuente, mencionada por el tabloide británico de extrema derecha Express.

La entrevista a Harry y Meghan, grabada hace semanas con la popular presentadora afroamericana Oprah Winfrey, saldrá al aire a las 8 pm de Londres por la cadena ITV.

Durante la entrevista de dos horas de duración, de la que el canal CBS ya adelantó algunos fragmentos, la exactriz estadounidense de 39 años, duquesa de Sussex desde que en 2018 se casó con el nieto de Isabel II, habla abiertamente de cómo la trataron la familia real y la prensa británica.

En uno de los extractos vistos hasta ahora, Meghan acusa al Palacio de Buckingham de “perpetuar falsedades” sobre la decisión de la pareja a principios de 2020 de abadonar sus responsabilidades en el seno de la familia real y mudarse a California.

La difusión de estas declaraciones, grabadas hace unas semanas, se produjo el miércoles a las pocas horas del anuncio por parte del palacio de que investigaría informaciones de prensa según las cuales Meghan acosó a sus empleados cuando vivía en Londres.

Esta es una decisión muy inusual para una institución poco acostumbrada a dirimir disputas en público y una muestra de la magnitud de la crisis, sin precedentes desde la ruptura de la princesa Diana con la monarquía británica.

La entrevista “provocará casi con toda seguridad una situación embarazosa para la familia real”, dijo el experto en asuntos de la realeza británica Richard Fitzwilliams. En su opinión, los duques atacarán a la prensa británica, que es implacable con ellos. Pero si se aventuran en el terreno “personal” y “critican a otros miembros de la familia real, eso definirá su relación en el futuro”, haciendo temer que un vínculo ya tenso se rompa de una vez por todas.

¿Qué hay que esperar de la entrevista?

“Ya hemos escuchado a Enrique hablar abiertamente de su salud mental y creo que esta será realmente la primera vez que Meghan tenga la oportunidad de hablar sobre su propia experiencia”, afirma Omid Scobie, coautor del libro “Finding Freedom” sobre la pareja. “Creo que uno de los temas que abordará la duquesa en su entrevista con Oprah es el racismo y cómo eso influyó cuando ella era un miembro activo de la familia real, ya sea en algunos periódicos del Reino Unido o en las redes sociales”.

“Y creo que muchas de estas historias darán un contexto al trabajo que van a hacer con su fundación, Archewell. (…) Esta batalla contra la desinformación y la agresión en Internet (…) realmente viene de su propia experiencias como miembros activos de la familia real”, agrega el biógrafo.

¿Criticarán los duques de Sussex a la familia real?

“Creo que el lado más negativo de su experiencia como miembros activos de la Familia Real es sobre todo la relación con la prensa británica. Pero también creo que los escucharemos hablar con bastante franqueza sobre los problemas que han enfrentado dentro de la institución monárquica. Pero cabe señalar que este es un tema diferente de su relación con los miembros de la familiar real y, a pesar de la reacción histérica de algunos en el Palacio de Buckingham en este momento, creo que hablarán amablemente sobre la estrecha relación que tienen con la Reina y el Príncipe Felipe”.

“Al fin de cuentas, Harry y Meghan quieren comenzar su próximo capítulo con una nota positiva. No se han llevado lo negativo y los problemas del pasado. Esta será una oportunidad para que den su versión de los hechos. Y dado que los periodistas, incluido yo, hemos pasado los últimos tres años hablando de este tema, parece justo que tengan dos horas para hacer lo mismo”.

¿Cómo será percibida la entrevista en el Reino Unido?

Omid Scoobie finaliza: “No creo que esto cambie la opinión de aquellos que no son fanáticos de la pareja, especialmente en el Reino Unido. La gente ya tomó partido. Pero creo que (podría afectar) a aquellos que no están seguros de lo que realmente enfrentó la pareja”.

“Porque hemos escuchado hablar sobre la infelicidad que experimentaron o las dificultades para prosperar como miembros activos de la familia real. Pero no todo el mundo sabe exactamente por qué fue así. Por lo tanto creo que la gente al menos saldrá un poco más esclarecida, incluso si eso no cambia por completo su opinión sobre la pareja. En el Reino Unido la opinión está muy dividida sobre ellos”.

Boris Johson: “Probablemente me la perderé”

Asimismo, el primer ministro británico Boris Johnson no planea ver la tan esperada entrevista con Harry y Meghan, según lo afirmó él mismo a periodistas durante una visita a un centro de vacunación británico contra el Covid-19. “Estoy naturalmente interesado en todos los temas que aparecen en los titulares de todo el mundo. Pero creo que (la entrevista de Sussex) es bastante tarde, así que probablemente la perderé”, indicó.

Johnson esquivó hábilmente las preguntas, teniendo cuidado de no irritar al Palacio de Buckingham. Cuando se le preguntó si tiene la intención de grabarla y verla el lunes, respondió: “Parece poco probable. Estamos demasiado ocupados lidiando con la administración de vacunas y la recuperación económica después de la pandemia”.