Noticias

Recién nacida princesa de Tonga recibe el nombre de la legendaria reina Salote

La princesa Salote Mafile'o Pilolevu nació el 25 de febrero y es el cuarto nieto del los actuales reyes, Tupou VI y Nanasipau'u.

La princesa Salote Mafile’o Pilolevu nació el 25 de febrero y es el cuarto nieto del los actuales reyes, Tupou VI y Nanasipau’u.

La familia real de Tonga, reino insular del Océano Pacífico, celebró el nacimiento de un nuevo integrante. Se trata de una niña, cuarto hijo del príncipe heredero del país, Tupouto’a ‘Ulukalala, y cuarto nieto de los reyes Tupou VI y Nanasipa’u.

Su Alteza Real la Princesa Heredera Sinaitakala dio a luz a una niña en el Hospital Calvary en Canberra, Australia, a las 5.41 pm (7.41 pm hora de Tonga), el jueves 25 de febrero”, se informó oficialmente.

Los príncipes herderos de Tonga ya tienen cuatro hijos, todos los cuales tienen derecho al trono.

De 35 años, el príncipe Siaosi Tukuʻaho es el heredero al trono, hoy ocupado por su padre Tupou VI. En 2012 contrajo matrimonio con la princesa Sinaitakala, perteneciente a la alta nobleza tongana y pariente de la familia real.

La recién nacida ocupa el 5º lugar en la sucesión al trono después de sus hermanos Taufa’ahau Manumataongo (7), Halaevalu Mata’aho (6) y Nanasipau’u Eliana (2).

La Oficina del Palacio de Nuku’alofa anunció este 26 de febrero que el príncipe Tupouto’a ‘Ulukalala dio a su hija el nombre de Salote Mafile’o Pilolevu, un apelativo bienvenido por los buenos recuerdos que Tonga tiene de la reina Salote Tupou III, tatarabuela de la niña, fallecida hace 55 años.

“La reina Salote, cuya genial dignidad coincide con sus proporciones”

Salote Tupou III, tercera monarca de la dinastía Tupou y una figura altamente popular en el reino, fue coronada en 1918 y reinó hasta su muerte en 1965. Se hizo famosa por impregnar de esplendor y simpatía a la monarquia tongana y además por asistir a la coronación de la reina Isabel de Inglaterra en 1953.

En las ceremonias, Salote III fue la invitada que más aplausos recibió del público. Un caballo de carreras recibió su nombre, se escribieron canciones sobre ella y se convirtió en una de las favoritas de la prensa.

En palabras de The Telegraph, “la reina Salote, cuya genial dignidad coincide con sus proporciones, se ha ganado una extraordinaria cantidad de afecto por parte del pueblo británico”.

Con una extraordinaria altura de más de 190 cms, la reina Salote era imponente y las fotografías revelan en su rostro una sonrisa casi constante. A principios de la década de 1950, Salote III era la única mujer monarca en la Commonwealth británica, además de la propia reina Isabel, lo que probablemente que ambas sintieran mucho cariño la una por la otra.

Hasta el día de hoy recuerdo con cariño la asistencia de la reina Salote a mi propia coronación, mientras que el príncipe Felipe y yo conservamos los recuerdos de nuestras tres maravillosas visitas a su país”, dijo en 2018 la reina Isabel en un mensaje leído por el príncipe Harry durante su visita a Tonga.