El secuestro de la princesa Latifa habría sido parte de un intercambio de “prisioneros” entre India y Dubai

La princesa Latifa dijo que en 2018 fue drogada y trasladada de regreso a Dubai por orden de su padre, el jeque Mohammed Al Maktoum.

Las fuerzas especiales indias “secuestraron” a la princesa Latifa de Dubai a bordo de un yate y la devolvieron a su padre, el riquísimo emir de Dubai, en un intercambio secreto por un muy buscado traficante de armas británico, según reveló una exclusiva del diario británico The Daily Mail.

Según la investigación, Christian Michel fue extraditado a India desde Dubai solo unas semanas después de que la princesa Latifa Al Makhtoum, una de las hijas del gobernante de Dubai, el jeque Mohammed bin Rashid Al Mkhtoum, fuera capturada por las fuerzas especiales indias frente a la costa de Goa en marzo de 2018.

Michel está acusado de aceptar un soborno de £40 millones para vender helicópteros de fabricación británica a la India. Un informe del Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias “ha unido oficialmente la extradición a la captura de Latifa, pero no la menciona por su nombre”, dice el Daily Mail.

Capturada en un yate en Goa

La princesa Latifa acusó a su padre, el Emir de Dubai, de encarcelarla durante tres años en 2002, cuando también intentó escapar, y nuevamente en 2018.

En su investigación sobre la detención de Michel, el grupo dice: “Se le dijo al señor Michel que su extradición se realizó a cambio de la incautación anterior y la devolución de un detenido de alto perfil a Dubai, a pesar de la petición de asilo del detenido por las fuerzas indias que interceptaron el yate en aguas internacionales frente a la costa de Goa en marzo de 2018”.

Latifa habló de su aterradora captura en 2018 en una serie de videos grabados en secreto obtenidos por MailOnline y BBC Panorama. En ellos, la princesa de 35 años contó cómo hombres armados la redujeron y la sacaron del yate que intentaba llevarla a una nueva vida lejos de Dubai.

Latifa dijo que fue drogada y trasladada de regreso a Dubai por orden de su padre, el jeque Mohammed Al Maktoum. El emir, por su parte, negó todas las denuncias de abuso hechas por su hija, que es una de los 30 hijos que tiene con seis esposas.

La princesa Latifa, de 35 años, hija de Mohamed bin Rashid al Makhtoum, afirma estar privada de su libertad desde 2018.

Seis meses después del incidente, Michel, que vivía en Dubai, fue extraditado a la India. La justicia había rechazado una solicitud de extradición anterior de la India después de que las autoridades indias no presentaran ninguna prueba “seria” de corrupción.

Michel está acusado de sobornar y conspirar criminalmente con funcionarios indios para ganar un contrato en nombre del fabricante británico de helicópteros Augusta Westland por 12 helicópteros en 2010. La nueva flota de helicópteros iba a ser utilizada por el Presidente de la India y otros ministros del Gobierno, dijo el periódico.

La publicación del informe de la ONU aumentará la presión sobre las autoridades de Dubai para que actúen sobre Latifa”, dice el citado periódico.

Siga leyendo: Dubai dice que la princesa “está siendo atendida en su hogar” tras reclamo de la ONU

Latifa y Shamsa, en busca de la libertad

Latifa tuvo una relación difícil con su familia a lo largo de los años que la ha llevado a intentar escapar del emirato en dos ocasiones: lo intentó por primera vez en 2002 y finalmente en 2018, cuando la habrían capturado los agentes indios. Ahora afirma que su padre la tiene cautiva y la amenaza con dispararle a menos que coopere.

Su hermana, la princesa Shamsa, también trató de escapar de Dubai cuando tenía 19 años en 2000 porque estaba enojada porque su padre no la dejaba ir a la universidad y reclamaba el respeto de los derechos humanos en el emirato.

Shamsa también fue capturada por hombres que trabajaban para su padre en Inglaterra y regresó a Dubai y desde entonces no se la ha visto. Recientemente, en una carta, Latifa pidió ayuda para encontrar a su hermana.

Cronología: el emir de Dubai y sus hijas

La princesa de 35 años, hija de Mohammed bin Rashid al-Maktum, monarca de Dubai y primer ministro de Emiratos Árabes Unidos, intentó sin éxito escapar en barco de esa ciudad-Estado del Golfo.

15 de agosto de 1981: Nace la jequesa Shamsa bint Mohammed bin Rashid Al Maktoum, una de las hijas mayores del jeque Mohammed, quien tiene varias esposas.

5 de diciembre de 1985: Nace la jequesa Latifa bint Mohammed bin Rashid Al Maktoum.

Verano de 2000: durante una visita a Inglaterra, Shamsa escapa de su familia y busca asesoramiento sobre inmigración para intentar quedarse en el Reino Unido.

Agosto de 2000: Shamsa secuestrada en las calles de la ciudad británica Cambridge por hombres que trabajan para su padre. La llevan a la casa de su padre en Newmarket, antes de ser llevada en helicóptero a Francia y luego a Dubai. No se la ha vuelto a ver en público desde entonces.

Junio ​​de 2002: Latifa hace su primer intento de fuga, pero es capturada en la frontera de los Emiratos Árabes Unidos con Omán y regresada a Dubai por orden de su padre. Dice que posteriormente estuvo encarcelada hasta 2005.

2010: Latifa conoce a Tiina Jauhiainen, una instructora de artes marciales finlandesa. Entablan una relación cercana, y la princesa luego le cuenta sobre su intento de fuga anterior y lo que le había sucedido a Shamsa.

2017: Latifa y Tiina comienzan a planear su escape. Tiina viaja a Filipinas para encontrarse con un exespía y oficial naval francés, Herve Jaubert.

24 de febrero de 2018: Latifa y Tiina escapan conduciendo a Omán, donde abordarían un bote para llegar a aguas internacionales antes de usar motos de agua a bordo del barco de bandera estadounidense “Nostromo”, capitaneado por Jaubert.

4 de marzo de 2018: El “Nostromo” es interceptado por unidades de comando, incluidas las fuerzas especiales indias, que secuestran a Latifa y la llevan de regreso a los Emiratos Árabes Unidos.

16 de febrero de 2021: Nuevos videos salen a la luz en los que Latifa, hablan desde su “cárcel en una villa”, describe cómo los agentes de su padre frustraron su intento de fuga y dice que está siendo “rehén”.

Siga leyendo: Los guardias de la princesa Latifa hicieron todo lo posible para “romper su espíritu”, dice un abogado