El “Monstruo de Glamis”: la historia del primo de la realeza británica condenado por violación

Descendiente directo del abuelo materno de la reina Isabel II, el millonario que fue nombrado uno de los 50 solteros más codiciados de Gran Bretaña por la revista Tatler en 2019.

En una noche de borrachera, el conde de Strathmore hizo referencia al fantasma que se cree que acecha su hogar ancestral antes de violar a una invitada.

El riquísimo terrateniente escocés Simon Bowes-Lyon, conde de Strathmore y Kinghorne y primo de la reina Isabel II de Inglaterra, fue encarcelado esta semana por un período de 10 meses después de haber agredido sexualmente a una mujer en su castillo de Glamis en Escocia, y colocado en el registro de delincuentes sexuales.

Descendiente directo del abuelo materno de la reina Isabel II, el millonario que fue nombrado uno de los 50 solteros más codiciados de Gran Bretaña por la revista Tatler en 2019, y supuestamente bromeó sobre ser el “Monstruo de Glamis” pocas horas antes del violento ataque sexual en el Víctima de 26 años, informó The Daily Telegraph.

Según la leyenda, el castillo de Glamis, hogar ancestral de la dinastía de nobles Bowes-Lyon y escenario de la obra Macbeth de Shakespeare, está habitado por al menos nueve fantasmas, el más espeluznante de los cuales sería el “Monstruo de Glamis”.

El conde de Srathmore (34) admitió ante haber violado a una mujer en en el Castillo de Glamis, Escocia.
Simon Bowes-Lyon participó del cortejo fúnebre de la reina madre en 2002.

Según esa historia, ese monstruo fue un heredero del condado del siglo XIX que fue escondido en una habitación secreta toda su vida debido a sus aterradoras deformidades. Los habitante del castillo han hablado en numerosas ocasiones de los ruidos de cadenas y gritos provenientes de la celda, que nadie puede hallar.

Cuando los invitados al castillo le preguntaron sobre el Monstruo de Glamis en febrero de 2020, Bowes-Lyon, de 34 años, aparentemente respondió: “No busque más. Aquí estoy”. Horas más tarde, tras embriagarse en una cena, el sobrino tataranieto de la reina madre acosó sexualmente a una invitada, cuyo nombre no ha sido revelado por motivos legales, en uno de los dormitorios.

Hasta la muerte de su padre, en 2016, Simon Bowes-Lyon tuvo el título de Lord Glamis.
La familia Bowes-Lyon es dueña del Castillo Glamis, lugar de la infancia de la Reina Madre y donde nació la princesa Margarita.

Bowes-Lyon, quien admitió haber atacado a la mujer, dijo antes de ser sentenciado en el Tribunal del Sheriff de Dundee el 23 de febrero: “Estoy muy avergonzado de mis acciones que han causado tanta angustia a una invitada en mi casa. Cuando me di cuenta de lo que había hecho, me disculpé rápidamente con la mujer en cuestión… Claramente, había bebido en exceso la noche del incidente. Reconozco, en cualquier caso, que el alcohol no es una excusa para mi comportamiento”, dijo el conde.

El millonario conde, 19º de su linaje que se remonta a los reyes de Escocia del siglo XIV, permanecerá en el registro de delincuentes sexuales durante una década. “No pensé que fuera capaz de comportarme como lo hice, pero tuve que enfrentarlo y asumir la responsabilidad. Durante el año pasado, esto ha implicado buscar y recibir ayuda profesional, además de aceptar declararme culpable”, lamentó.

EL CASO. En el momento de la violación, el Castillo Glamis había sido elegido para albergar a varias personas durante un fin de semana para un artículo de una revista de estilo de vida de lujo. El grupo iba a disfrutar de una degustación de ginebra, paseos en helicóptero, caza y un recorrido por el castillo. La primera noche, la víctima notó que nadie estaba hablando con el conde durante la cena y por eso lo involucró en una conversación. La noche siguiente, después de una cena de gala, Bowes-Lyon se dirigió a la habitación de la mujer, en estado de ebriedad. La víctima contó ante el tribunal: “Estaba dormida y la despertaron al llamar a la puerta”. El conde de Strathmore dijo: “Soy Sam. Es importante. Por favor, déjeme entrar”. “En el momento en que ella abrió la puerta, él se abrió paso y la empujó hacia la cama. Estaba muy borracho y olía a tabaco”, relató el fiscal. La mujer huyó del castillo por la mañana y denunció el hecho.

Siga leyendo: Primo de la familia real británica va a prisión durante 10 meses por violación de una mujer