Felipe VI de España elogió a su padre por “firmeza y autoridad” durante el golpe del 23F


El rey Felipe VI de España elogió a su padre, el rey emérito Juan Carlos I, por su papel en la intentona golpista de hace 40 años al señalar en un acto conmemorativo que “su firmeza y su autoridad fueron determinantes para la defensa y el triunfo de la democracia”.

Así se pronunció en un acto sobrio y breve celebrado en el Congreso de los Diputados con motivo del 40 aniversario del intento de golpe de Estado protagonizado en este mismo lugar por el teniente coronel Antonio Tejero.

Felipe VI se refirió al papel ejercido por Juan Carlos I “ante aquella inaceptable fractura del legítimo y legal orden democrático”, quien “asumió como jefe del Estado su responsabilidad y su compromiso con la Constitución“.

“Millones de españoles tienen grabada aquella noche en la memoria”, dijo el rey, “sobre todo el recuerdo de cómo, desde la angustia y la preocupación sobre lo que podía suceder, sintieron la tranquilidad de ver cómo la libertad y el orden constitucional prevalecían”.

El gran ausente del acto fue Juan Carlos I, quien desde agosto se encuentra en Emiratos Árabes tras pactar su salida de España con Felipe VI al publicarse informaciones sobre su presunta fortuna en el extranjero. Tampoco asistieron los representantes de los siete partidos nacionalistas e independentistas catalanes, vascos y gallegos.

“El Congreso de los Diputados permaneció temporalmente cautivo por la actuación de fuerzas contrarias al camino de libertad y progreso emprendido por los españoles con una gran ilusión y esperanza en el futuro”, recordó Felipe.

“El rechazo institucional y ciudadano a la ruptura de nuestro marco de convivencia fue decisivo para detener y vencer aquel golpe de Estado”, remarcó el monarca, que tenía 13 años cuando acompañó a su padre durante el golpe el 23 de febrero de 1981.

Felipe VI recordó el mensaje televisado en la madrugada del 24 de febrero en el que Juan Carlos I ordenó que se tomaran “todas las medidas necesarias para mantener el orden constitucional dentro de la legalidad vigente” y que “ya forma parte de nuestra memoria colectiva”.

Felipe VI también palabras de recuerdo para los diputados y los miembros del Gobierno de entonces, y en particular para su presidente, Adolfo Suárez, por quien expresó su “gran admiración y gratitud”, y en general para quienes esa noche, tanto civiles como militares, dieron “un ejemplo de coraje y de lealtad a las instituciones del Estado y a nuestra Constitución”.