Megxit definitivo: Harry y Meghan seguirán trabajando de forma independiente porque “el servicio es universal”


El príncipe Harry y Meghan Markle, que perderán importantes cargos honoríficos y patrocinios que ejercían en nombre de la reina, dijeron que continuarán llevando “una vida de servicio” independiente.

“El servicio es universal”, dijeron los duques de Sussex en su primera declaración después de que la reina Isabel II anunció la ruptura definitiva con la familia real británica.

“Como lo demuestra su trabajo durante el año pasado, el duque y la duquesa de Sussex siguen comprometidos con su deber y servicio al Reino Unido y en todo el mundo”, dice la declaración entregada a los medios.

Los duques de Sussex, agrega, “han ofrecido su apoyo continuo a las organizaciones que han representado independientemente de su papel oficial”.

El príncipe Harry perderá sus cargos honorarios militares y el patrocinio de numerosas organizaciones de beneficencia después de que el palacio de Buckingham confirmara que él y su esposa, Meghan Markle, se retiran definitivamente de sus obligaciones.

“Todos podemos vivir una vida de servicio. El servicio es universal”, respondieron los duques de Sussex.

El duque y la duquesa de Sussex, Harry y Meghan, están esperando a su segundo hijo, el cual se convertirá en el hermano menor de Archie.

El príncipe Harry, de 36 años, renunciará a sus valiosos títulos militares, concretamente en los Royal Marines a los que está muy vinculado tras haber realizado una misión en Afganistán.

Tras conversaciones con su nieto, la reina Isabel II confirmó este viernes que al alejarse del trabajo de la familia real no es posible continuar con las responsabilidades y deberes que conlleva una vida de servicio público.

Por lo tanto, los nombramientos militares honorarios y los patrocinios reales que ostentaban el duque y la duquesa serán devueltos a Su Majestad, antes de ser redistribuidos entre los miembros activos de la Familia Real.

“Aunque todos están tristes por su decisión, el duque y la duquesa siguen siendo miembros muy queridos de la familia”, finalizaba el comunicado de la reina.

Isabel II y los duques de Sussex en el balcón del Palacio de Buckingham en 2018.

Enrique y Meghan, junto a su hijo Archie, se instalaron en California y firmaron contratos con las plataformas Netflix y Spotify.

La pareja anunció en estos días que estaba esperando su segundo hijo y a menudo subrayan su deseo de trabajar en causas humanitarias vía su nueva fundación, Archwell, un nombre inspirado por su hijo.

Aunque critican la presión de la prensa, sí la utilizan para enviar mensajes: Meghan por ejemplo usó una columna en el New York Times para anunciar que había sufrido un aborto en julio. El 7 de marzo la pareja va a dar una entrevista a la estrella de la televisión estadounidense Oprah Winfrey.

Los medios de comunicación británicos están expectantes ante las revelaciones que puedan salir de esta entrevista, sobre todo en lo relativo a su ruptura con la familia real, presidida siempre por la consigna “no complain, no explain” (no quejarse, no explicarse).