Crece la polémica por autenticidad de tesoros de los Romanov expuestos en el Hermitage

La exposición “Fabergé: joyero de la corte imperial” del Museo del Hermitage de Rusia se encuentra en el centro de un escándalo sobre falsificaciones | Foto: Jo Zimny/Flickr

La exposición “Fabergé: joyero de la corte imperial” del Museo del Hermitage de San Petersburgo (Rusia) se encuentra en el centro de un escándalo sobre falsificaciones que no hizo más que crecer desde que un marchante de arte ruso acusara a otro marchante de falsificar joyas de la dinastía Romanov.

El 10 de enero, André Ruzhnikov, un especialista en arte y antigüedades escribió una carta abierta al director del Hermitage, Mikhail Piotrovsky, acusando al museo de exhibir obras falsas de Fabergé. La carta se ilustró con fotografías anotadas de los objetos sospechosos.

Muchas de las obras en cuestión son de un Museo Fabergé privado en Baden-Baden (Alemania) fundado por otro coleccionista de arte ruso, Alexander Ivanov. Ruzhnikov siguió a su primera carta abierta con otra sobre la exhibición, que llamó “una especie de enciclopedia de falsificaciones”, incluida una imagen retocada de Ivanov con una tiara de Fabergé en disputa.

Una investigación del servicio ruso de la BBC publicada el lunes vincula a Ivanov con el empresario Konstantin Goloshchapov, quien tiene estrechos vínculos con el presidente Vladimir Putin, afirma el artículo.

Ivanov le dijo a la BBC que pidió prestado dinero a Goloshchapov para abrir su Museo Fabergé privado en Baden-Baden, Alemania. Goloshchapov es mecenas del Museo de Cultura Cristiana e Ivanov es mecenas del Museo Nacional Ruso , que no parece tener un espacio de exhibición. Ambos museos proporcionaron exhibiciones para el espectáculo.

Varios especialistas europeos en Fabergé contactados por la BBC expresaron su preocupación por al menos 20 artículos en exhibición, aunque no está claro si examinaron las piezas personalmente. Algunos miembros del personal del Museo del Hermitage también expresaron también sus preocupaciones.