Latifa de Dubai: Reino Unido quiere pruebas de vida y la ONU exige respuestas del emir


El secretario de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, Dominic Raab, exigió que el emir gobernante de Dubai proporcione pruebas de que su hija, la princesa Latifa Al-Makhtoum, está viva y bien después de que apareció un video de ella alegando que era “cautiva como un rehén”.

Dominic Raab dijo a Sky News el miércoles 17 de febrero que el video era “profundamente preocupante” y agregó: “Dado lo que acabamos de ver, creo que la gente solo a nivel humano querría ver que ella está viva y bien”. “Cuando hay un problema de derechos humanos o un caso muy delicado, no eludimos nuestras responsabilidades”, agregó.

El multimillonario emir de Dubai, el jeque Mohammed bin Rashid al-Maktoum, posee una serie de caballos de carreras y asiste regularmente al Royal Ascot, gracias a lo cual entabló amistad con la reina Isabel II. Sin embargo, ahora se enfrenta a la desaprobación internacional por el supuesto trato que dio a su hija.

La familia real de Dubai había dicho anteriormente que la princesa está a salvo bajo el cuidado de su familia.

Según los informes, la princesa Latifa, que tiene 35 años, intentó huir de los Emiratos Árabes Unidos en 2018, pero supuestamente fue capturada por guardias armados que obedecían órdenes de su padre y fue enviada de vuelta a la casa de su familia en Dubai, donde ha permanecido “cautiva” desde entonces.

Su madrastra, la princesa Haya Bint Al Hussein de Jordania, huyó a Londres en 2019 con sus dos hijos. En marzo de 2020, un juez del Tribunal Superior de Londres aceptó como probadas una serie de acusaciones hechas por la princesa jordana, incluida la de haber ordenado el secuestro de Latifa después de que ella intentara huir del país.

La BBC difundió un video grabado en secreto por la princesa Latifa en el que afirma que está siendo “rehén”en una residencia familiar y que teme por su vida. En el video, que no ha sido verificado de manera independiente, la princesa afirma: “Soy un rehén y esta villa se ha convertido en una cárcel. Todas las ventanas están cerradas con rejas, no puedo abrir ninguna ventana”.

La hija del emir hizo una serie de acusaciones en videos grabados en el baño de la villa donde se encuentra “retenida como rehén” porque era “la única puerta que podía cerrar con llave”.

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos dijo que exigirá respuestas del gobierno de los Emiratos Árabes Unidos sobre la princesa.

“Ciertamente plantearemos estos nuevos desarrollos a los Emiratos Árabes Unidos. Otras partes del sistema de derechos humanos de la ONU con mandatos relevantes también pueden involucrarse una vez que hayan analizado el nuevo material”, dijo el portavoz de ACNUR, Rupert Colville, a la BBC.

Ni el gobierno de los Emiratos Árabes Unidos ni el jeque Mohammed, de 71 años, han comentado públicamente sobre el video, pero en 2018 las autoridades dijeron que Latifa Al Makhtoum estaba “en casa y viviendo con su familia en Dubai” y publicaron fotografías de ella cenando con Mary Robinson, ex Presidente de Irlanda y por entonces Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.