Inglaterra

Hay que retirar al príncipe Harry de la sucesión para evitar una crisis constitucional, clama un experto

La Familia Real británica se enfrenta a una “situación muy grave” en lo que respecta a la línea de sucesión, aseguró el periodista Robert Jobson.

La Familia Real británica se enfrenta a una “situación muy grave” en lo que respecta a la línea de sucesión, aseguró el periodista Robert Jobson.

El príncipe Harry, duque de Sussex, debe ser “retirado de la sucesión del trono” porque, de otra forma, podría conducir a la monarquía del Reino Unido a una “crisis constitucional”, afirmó según un conocedor de la realeza.

A pesar de renunciar en enero de 2020 a su rol en la familia real británica, el príncipe Harry sigue siendo sexto en la línea de sucesión al trono, lo que en opinión del editor del Evening Standard Royal, Robert Jobson, podría conducir a la Casa de Windsor a una crisis sin precedentes.

El príncipe Harry, duque de Sussex, quiere retener sus títulos militares honorarios y pasar más tiempo en el Reino Unido, según un informe.

Creo que es hora de que la Familia Real se despierte ante la situación de que Meghan y Harry no volverán. Hay que sacarlos de la línea de sucesión. También creo que debes recordar que, en esta pandemia de Covid, estamos a solo un par de respiraciones de una crisis constitucional”, dijo Jobson.

Jobson reconoció la fragilidad de la monarquía actual: “Tenemos una reina muy anciana, tanto el Príncipe de Gales como el príncipe Guillermo han sufrido con Covid. ¿Qué tendríamos? ¿El príncipe Harry como regente del príncipe Jorge? Hay problemas más importantes aquí que las personalidades”, reflexionó.

Cuando el príncipe Harry nació en 1984, era tercero en la línea sucesoria al trono, pero después de los nacimientos de los hijos del príncipe Guillermo, fue relegado al puesto 6. Y a pesar de renunciar como miembro senior de la Casa de Windsor, Harry aún podría terminar en el trono debido a las leyes antiguas.

La sucesión al trono se basa en la legislación británica, incluida la Ley de sucesión a la corona. Es el Gobierno quien tendría que intervenir para eliminarlo de la línea sucesoria, con el apoyo de una ley parlamentaria.