Letsie III de Lesotho pidió mayores cuidados mientras los funerales se convierten en eventos supercontagiadores

Letsie III, rey de Lesotho desde 1996.

El reino de Lesotho debe respetar “estrictamente” las restricciones sanitarias y “cambiar” las tradiciones funerarias si se quiere vencer al coronavirus, exhortó el rey Letsie III en un discurso en el que remarcó que los científicos están seguros de que los funerales son eventos supercontagiadores de Covid.

“El problema principal en este momento es que debemos protegernos. Sé que como basothos protegemos nuestras tradiciones, especialmente cuando enterramos a nuestros seres queridos. Desafortunadamente, con las condiciones imperantes, debemos cambiar la forma en que hacemos las cosas y cumplir con las regulaciones”, dijo el monarca africano.

Según el diario Lesotho Times, Letsie III rogó a sus súbditos “cumplir las recomendaciones” sanitarias mientras el país sufre un fuerte aumento de los casos de Covid-19 y donde la pandemia obligó al gobierno a imponer en enero un confinamiento nacional para detener la propagación.

“Ruego a todos los basotho que cumplan las recomendaciones. Todavía creemos y esperamos que esta pandemia termine algún día y cuando llegue ese día, tendremos la oportunidad de honrar a los que nos dejaron durante esta pandemia con las ceremonias que nos corresponden”, dijo.

Letsie III dijo que si se quiere ganar la batalla contra el coronavirus todos los ciudadanos deben comenzar a comportarse de manera diferente.

En un franco discurso, Letsie III, monarca de Lesotho desde 1996, agradeció al gobierno y los ciudadanos comunes que ayudan a los que padecen la crisis económica causada por la pandemia. “Estoy agradecido con el gobierno por sus iniciativas para encontrar medidas de ayuda para Basotho durante esta pandemia, dijo.

“Agradezco los esfuerzos del gobierno en la donación de alimentos a las personas que perdieron sus trabajos mientras continúa esforzándose por proporcionar el equipo necesario en la lucha contra el Covid-19 como tanques de oxígeno en los hospitales”, agregó el monarca.

El reino de Lesotho, al sur de África, experimenta desde hace semanas la triplicación de infecciones y muertes en apenas unas semanas. Según datos oficiales, al 15 de febrero el reino acumula 8.664 casos y 172 muertes por el virus.

Los expertos sanitarios aseguran que si la tendencia en aumento continúa, la población total del país -de aproximadamente 2,1 millones de personas- podría infectarse para octubre de este año.