Harry y Meghan romperán aún más lazos con la realeza tras su entrevista con Oprah Winfrey

La entrevista "íntima" y "amplia" con Oprah Winfrey será transmitida por la cadena estadounidense CBS el 7 de marzo.

El príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex, podrían perder todos sus patrocinios reales justo después de la entrevista que planean conceder en marzo a la estrella de la TV estadounidense Oprah Winfrey.

Se espera que la pareja sea despojada de sus títulos sobresalientes cuando el período de revisión de un año del llamado “Megxit” llegue a su fin el próximo mes”, aseguró la periodista Victoria Ward en The Telegraph.

“Es probable que el duque, en particular, se sienta devastado por tener que renunciar a sus tres títulos militares honorarios, habiendo estado convencido de que podría continuar representándolos desde lejos, con viajes regulares de regreso al Reino Unido”, agregó la periodista.

La entrevista “íntima” y “amplia” con Oprah Winfrey será transmitida por la cadena estadounidense CBS el 7 de marzo.

“En las últimas semanas se han mantenido conversaciones con el Palacio de Buckingham sobre las últimas cuestiones pendientes relacionadas con la decisión de la pareja de llevar una vida independiente en el extranjero”, dijo la periodista.

The Telegraph, sin embargo, cita una fuente cercana a los duques de Sussex que dijo que la entrevista con Oprah Winfrey había sido acordada por Harry y Meghan al darse cuenta de que sus futuros roles reales habían sido reducidos pese a sus deseos.

El príncipe Harry deseaba conservar sus puestos honorarios de Capitán General de los Royal Marines, Comandante Honorario de la Fuerza Aérea de la Base Real de la Fuerza Aérea Honington y Comodoro Honorario en Jefe de Buceo y Buques Pequeños de los Comandos Navales Reales.

Los duques podrían conservar patrocinios privados como Invictus Games y WellChild for the Duke, y la organización benéfica de animales Mayhew y Smart Works.

La duquesa de Sussex, que está esperando su segundo hijo, mientras tanto podría perder su patrocinio del National Theatre de Gran Bretaña, título que le entregó la reina en una muestra pública de apoyo.

Los nombramientos y patrocinios reales no fueron un regalo. Todo lo que han hecho es expresar su compromiso con ellos. No hay duda de que si fuera por ellos, se los quedarían”, dijo la fuente.

Sin embargo, la misma persona sugirió que, en el fondo, los duques de Sussex sabían que era poco probable que conservaran esos puestos después de que la reina Isabel II dejara claro el año pasado que no podían optar por un enfoque de “un pie adentro, un pie afuera” para las funciones oficiales.