La duquesa de Sussex, con un pie en la arena política estadounidense


Meghan Markle, duquesa de Sussex, está “poniendo el pie en el agua” y está siguiendo un “camino muy trillado” en la política estadounidense, afirmó uno de las principales estrategas del Partido Demócrata.

Mike Trujillo, un destacado asesor demócrata, le dijo a The Times que la campaña de salud mental de Meghan y su esposo, el príncipe Harry, podría proporcionar una plataforma de lanzamiento hacia la política en Estados Unidos.

Trujillo cree que la duquesa está siguiendo un “camino trillado”, adoptado por el actor Arnold Schwarzenegger antes de su incursión en la política, al reunirse con el Andrew Newsom, el actual gobernador de California.

Ella está haciendo todo lo que es apropiado y permitido dada su nueva posición, pero definitivamente está poniendo el pie en el agua. Y una vez que un dedo del pie está en el agua, todo el pie está dentro.

Ella está haciendo todo lo que es apropiado y permitido dada su nueva posición, pero definitivamente está poniendo el pie en el agua. Y una vez que un dedo del pie está en el agua, todo el pie está dentro y lo siguiente que sabes es que estás hasta las rodillas y luego estás completamente dentro”, dijo Trujillo.

Una fuente cercana a Meghan y Harry afirma que la reunión con el gobernador Newson y su esposa Jennifer, cineasta y actriz, no fue “nada político”. Pero Trujillo dijo que la duquesa de Sussex está tomando un camino similar al que siguieron las personalidades antes de postularse para un cargo.

La ausencia de Meghan Markle en el cumpleaños de la reina “sería un desaire” a la familia real, dice el experto real Nigel Cawthorne.

“Su ego no conoce límites”

La fundación benéfica de Meghan y Harry y su campaña a favor de iniciativas de salud mental podrían proporcionar una plataforma de lanzamiento, dijo Trujillo, quien recordó que antes de iniciar su carrera para gobernador, Schwarzenegger estableció una fundación para después de la escuela e hizo un esfuerzo para obtener más apoyo para los niños en riesgo.

Sin embargo, una fuente anónima le dijo a The Times que no creen que la duquesa tenga ambiciones políticas en este momento. “Pero su ego no conoce límites, así que tal vez esté manteniendo la puerta abierta. Pero ahora no puede, porque están muy concentrados en ganar dinero. Postularse para un cargo público y hacer una fortuna no van de la mano”.

Pero su ego no conoce límites, así que tal vez esté manteniendo la puerta abierta. Pero ahora no puede, porque están muy concentrados en ganar dinero. Postularse para un cargo público y hacer una fortuna no van de la mano.

La duquesa de Sussex y su esposo, Harry, se reunieron en privado con el gobernador de California antes de que Joe Biden derrotara a Donald Trump en las elecciones de noviembre pasado. La reunión provocó especulaciones de que Meghan, de 39 años, nacida en Los Ángeles, podría seguir los pasos de celebridades convertidas en políticos.

Meghan, Harry, de 36 años, y su hijo de un año, Archie, ahora viven en una mansión en Montecito, al oeste de Los Ángeles, después de que los Sussex dejaran sus deberes reales hace casi un año. Los duques se están enfocando en el trabajo de caridad y su compañía de producción Archewell Audio, logrando acuerdos lucrativos con los gigantes tecnológicos Netflix y Spotify.

Ambos son amigos de los Obama y simpatizantes del presidente Biden y la vicepresidenta Kamala Harris, quien representó a California como senadora estadounidense. Ahora se especula que la ex actriz convertida en duquesa podría tener ambiciones políticas en un estado que está abierto a los recién llegados políticos.