Oración y reflexión: Isabel II pasó un aniversario de reinado “discreto” y bajo confinamiento

La reina Isabel II, de 94 años, y el duque de Edimburgo, de 99, se instalaron en el Castillo de Windsor durante los dos confinamientos nacionales.

La reina Isabel II de Gran Bretaña cumplió 69 años de reinado, pero lo que en tiempos normales hubiera sido un silencioso retiro en Sandringham House fue remplazado por una conmemoración “increíblemente discreta” en el Castillo de Windsor.

Se trata de la primera vez en 31 años que la monarca no pasa la jornada de su aniversario en Norfolk, en el lugar donde su padre, el rey Jorge VI, murió sorpresivamente el 6 de febrero de 1952. Ahora, la reina y su esposo, el duque de Edimburgo, se encuentran confinados en Windsor por la pandemia de covid.

Este sábado, la reina, de 94 años, asistió a un servicio religioso en la Capilla Privada del Castillo de Windsor y posteriormente se dirigió a orar en la Capilla Conmemorativa del rey Jorge VI, que se encuentra dentro de la Capilla de San Jorge, en el mismo castillo.

El rey Jorge VI, padre de Isabel II, murió el 6 de febrero de 1952.

Jorge VI murió a los 56 años y su hija mayor, la entonces princesa Isabel, se convirtió en reina a los 25 años. Medio siglo más tarde, en 2002, Isabel II perdió en el lapso de pocas semanas a su madre, la reina madre, y a su hermana, la princesa Margarita. Los tres están sepultados en San Jorge.

La última vez que la reina Isabel pasó su aniversario de reinado fuera de Sandringham fue en 1990, cuando estaba en una visita oficial a Nueva Zelanda. Por lo demás, ha optado por permanecer allí después de Navidad, una tradición personal de larga data.

Un aniversario “increíblemente discreto”

Isabel II visitó la capilla conmemorativa de su padre, Jorge VI, de su madre y de su hermana, la princesa Margarita.

Joe Little, editor en jefe de la revista Majesty, dijo: “Le gusta pasar el día tranquilamente reflexionando sobre el fallecimiento de su padre, por lo que ciertamente no es un día para celebrar, por eso los grandes hitos del Jubileo tienen lugar en el verano, en parte por el clima, pero también porque no sería así. sea ​​apropiado”.

Dado el paso del tiempo y que ya han pasado 69 años desde la muerte de su padre, la conmoción debe haberse disipado un poco, pero claro, es un día muy importante para ella y siempre lo será”, agregó el cronista.

Little dijo que la reina normalmente recibiría la visita de un vicario en Sandringham para oraciones privadas en memoria de su padre, y sugirió que la tradición podría seguirse en Windsor este año en la capilla privada del castillo.

“Creo que todo lo que haga en privado a modo de conmemoración en Sandringham se transferirá a la ‘Burbuja de Su Majestad’ y tendrá lugar allí, pero estoy seguro de que será algo increíblemente discreto”, dijo Little.