La ausencia de la reina Suthida de Tailandia despierta preocupación entre los monárquicos


La esposa del rey Rama X no fue vista en público durante un mes mientras la concubina Sineenat asume un rol cada vez más visible. ¿Qué esconde el palacio real?

La ausencia de la reina Suthida, esposa del rey Maha Vajiralongkorn (Rama X), en los compromisos públicos ha despertado cierta ansiedad en Tailandia, donde tiene muchos partidarios entre los realistas acérrimos.

La información sobre la monarquía tailandesa está muy protegida por la ley de lesa majestad, que castiga las críticas a la familia real con hasta 15 años de prisión. Como resultado, la mayoría de los tailandeses confían en la TV para mantenerse al día con las actividades de la monarquía, pero no se menciona a la reina Suthida desde fines de diciembre.

El palacio tampoco hizo mucho para desacreditar los rumores que circulan en Internet y que indican que Suthida podría sufrir el mismo destino las tres ex esposas, que fueron obligadas a exiliarse o humilladas públicamente.

Los críticos de la monarquía, incluido el periodista escocés Andrew MacGregor Marshall y el académico de la Universidad de Kyoto y exdiplomático tailandés Pavin Chachavalpongpun, han notado la ausencia de la reina Suthida, que coincide con las cada vez más frecuentes apariciones públicas de la noble consorte real, o concubina, del rey, Sineenat Wongvajirapakdi.

Los canales no oficiales de YouTube que se centran en noticias sobre la realeza tailandesa han hablado de la “desaparición” de Suthida, y sus videos recibieron millones de visitas.

Dónde está la reina Suthida

La última aparición pública de Suthida fue el 28 de diciembre, cuando ella y el rey presidieron un evento en conmemoración del rey tailandés del siglo XVIII Taksin, en Bangkok. El evento se llevó a cabo pocos días después de que Vajiralongkorn completara una gira de una semana por las provincias en compañía de Sineenat, su primera aparición pública oficial con ella desde que fue indultada y recibida nuevamente en palacio.

Desde el regreso del rey en octubre desde Alemania, donde permaneció durante meses, Suthida apareció a su lado en eventos mayoritariamente oficiales en la capital tailandesa, así como en caminatas reales por el palacio organizadas en medio de las protestas a favor de la democracia que exigen el control de su autoridad.

El viaje con la consorte Sineenat tomó al público por sorpresa, ya que ningún monarca tailandés había aparecido públicamente con su concubina oficial. MacGregor Marshall asegura que según asesores de palacio de alto nivel, había “una desesperación generalizada en los círculos reales sobre el caos causado por la vida personal del rey”.

¿La reina Suthida filtró fotos íntimas de su rival?

Sin embargo, dijo que no era inusual que los reyes (que se casaron en mayo de 2019) pasaran tiempo separados, tal como lo habían hecho en los últimos años. “Durante varios años, Vajiralongkorn ha vivido en el Grand Hotel Sonnenbichl en Baviera, con Sineenat y el resto de su harén, mientras que Suthida vivía en el Hotel Waldegg en la ciudad suiza de Engelberg”, dijo el periodista. “El rey y la reina rara vez se ven, excepto cuando tienen que ir a Tailandia por deberes reales, y estas visitas son muy breves, por lo general menos de 24 horas”.

Pavin Chachavalpongpun señaló otra posible razón de la ausencia de Suthida. Él y MacGregor Marshall recibieron meses atrás más de 1.400 fotos íntimas de Sineenat y esto fue visto como un intento de sabotear su regreso como consorte real. Según Pavin, los leales de Suthida podrían estar conectados con las fotos filtradas, y su ausencia actual podría ser la consecuencia de ese intento de sabotaje.

Esa es la acusación más probable contra la reina Suthida y podría ser la razón de su desaparición”, dijo Pavin. “Existe una fuerte creencia en el público de que ella estuvo detrás de la filtración de las fotos privadas de desnudos de Sineenat. Dado que Sineenat es ahora una de las favoritas, podría haberse vengado de Suthida”.

Sineenat, señalada como la próxima reina de Tailandia

En ausencia de Suthida, Sineenat asumió un papel público más relevante en las últimas semanas. Este mes, fue nombrada asesora adjunta de un proyecto de prisión patrocinado por la monarquía, que la reina anteriormente co-asesoró con el rey después de que Sineenat fuera despojada de sus títulos a fines de 2019.

Esta vez, el nombre de Suthida fue retirada del proyecto, a través de un anuncio en el boletín real, que se produjo poco después de que el palacio publicara imágenes del rey y Sineenat participando en un proyecto agrícola en la prisión. También se emitió una tarjeta de Año Nuevo con fotos de ella y el rey, mientras que su aparición pública más reciente fue para celebrar el cumpleaños 36 de Sineenat el 26 de enero.

Es evidente que ella es su consorte favorita”, dijo Pavin. “Al encarcelarla y luego soltarla, no puede ser más evidente que Sineenat se ha apoderado de su corazón”.

El nombramiento de Sineenat como segunda reina, como se rumorea, significaría un grave problema dentro de la corte, apuntan los expertos. MacGregor Marshall, citando “varias fuentes palaciegas bien ubicadas”, dijo que el rey Vajiralongkorn había planeado originalmente convertir a Sineenat como su segunda reina la semana pasada durante su cumpleaños, volviéndose como los monarcas del pasado que tenían varias esposas.

“Pero esto se ha retrasado en medio de la intensa oposición de la hermana del rey [la princesa Maha Chakri] Sirindhorn y sus hijas, [las princesas] Bajrakitiyabha y Sirivannavari, quienes bajarán un lugar en el ranking real si Tailandia obtiene una segunda reina. Las fuentes dicen que es probable que suceda a finales de este año, ya que el rey parece decidido”.

Pavin cree que cualquier cosa podría suceder bajo el reinado del rey actual: “Vajiralongkorn ha demostrado que el título y el estatus, sin importar cuán alto y prestigioso sea, se le puede quitar a cualquiera [de las mujeres de la familia real]. De alguna manera, es una erosión de las posiciones de la monarquía como institución, ya que la reina es parte de la institución”.