Holanda

Nuevo retrato de Beatriz de Holanda para celebrar su cumpleaños 83

Fue la última de una saga de mujeres de la Casa de Orange que reinaron consecutivamente durante más de 120 años. Actualmente vive retirada en Drakenstein.

La ex reina y actual princesa Beatriz de los Países Bajos cumplió 83 años este 31 de enero y, a modo de conmemoración, la Casa Real publicó un nuevo retrato de la exmonarca. Hasta su abdicación en 2013, Beatriz fue la reina durante 33 años y le sucedió su hijo, el actual rey Guillermo Alejandro. Con Beatriz finalizó una saga de reinas de la casa de Orange Nassau que duró 123 años, después de su abuela Guillermina y su madre, Juliana.

Beatriz Guillermina Armgard es la mayor de las cuatro hijas tenidas por Juliana de Orange-Nassau, reina de los Países Bajos entre 1948 y 1980, y su esposo el príncipe consorte Bernardo de Lippe-Biesterfeld. Nacida el 31 de enero 1938 en el Palacio de Soestdijk en Baarn, al norte de Utrecht, y bautizada el 12 de mayo en La Haya, durante la ocupación alemana de Holanda, entre 1940 y 1945, residió con su familia en el Reino Unido y Canadá, país este último donde comenzó la educación elemental.

La tercera reina consecutiva

Desde el 4 de septiembre de 1948, fecha de la abdicación de su abuela (fallecida en 1962) y de la entronización de su madre, Beatriz pasó a ocupar a la edad de 10 años el primer lugar en la línea sucesoria con los títulos que ya poseía desde el nacimiento, que eran los de princesa de los Países Bajos, princesa de Orange-Nassau y princesa de Lippe-Biesterfeld, con tratamiento de alteza real. El 31 de enero de 1956, al alcanzar la mayoría de edad, fue nombrada miembro del Consejo de Estado, con la facultad de remplazar a su madre en caso de ausencia o enfermedad.

Foto: RVD / Jeroen van der Meyde

El 10 de marzo de 1966 la heredera al trono, conocida como la “princesa de la sonrisa”, contrajo matrimonio en Ámsterdam con el aristócrata y diplomático alemán Claus (de nombre completo Claus George Willem Otto Frederik Geert) van Amsberg, cuyo nombre de pila, previo a su neerlandización, era Klaus-Georg Wilhelm Otto Friedrich Gerd von Amsberg. De este matrimonio nacieron tres hijos: el actual rey Guillermo Alejandro (1967), el fallecido príncipe Johan Friso (1968-2013) y el príncipe Constantino (1969).

Una serie de dramas personales

En 1980, Beatriz se convirtió en la tercera reina consecutiva del país tras la abdicación de su madre y ocupó el trono hasta su propia renuncia, 33 años después. Los últimos años de reinado de Beatriz se vieron ensombrecidos por una serie de tristezas personales que comenzaron en 2002 con el fallecimiento del príncipe Claus, que arrastraba un largo historial de problemas de salud y trastornos depresivos. Murió en un hospital de Ámsterdam a los 76 años meses después de asistir la boda de su hijo mayor, víctima de una neumonía y de la enfermedad de Parkinson.

La madre de Beatriz, la princesa Juliana, murió a su vez en marzo de 2004 a la edad de 94 años en el Palacio real de Soestdijk debido a una infección pulmonar. El príncipe Bernardo falleció al poco de enviudar, en diciembre del mismo año, con 93 y en un hospital de Utrecht, a consecuencia de un cáncer de pulmón. La abdicación de Beatriz se dio en medio de la tragedia sufrida por su segundo hijo, Friso, víctima de una avalancha de nieve que lo dejó incapacitado durante más de un año hasta su muerte en 2013. Actualmente, la ex reina Beatriz reside en el castillo de Drakenstein.