Royal Family: la princesa Ana siempre pensó que el documental fue “una mala idea”


El documental Royal Family de 1969, que esta semana pudo ser visto durante unas horas en YouTube, fue “una mala idea”, según dijo una de sus protagonistas, la princesa Ana de Inglaterra, quien tenía 19 años cuando fue filmado.

Según el libro “Queen Elizabeth II and the Royal Family”, la princesa Ana dijo: “Nunca me gustó la idea de ‘Royal Family’, pensé que era una idea mala. La atención que se le había prestado a uno desde que era niño, simplemente no necesitaba más”.

La princesa real, hija de la reina Isabel II, siempre tuvo una relación especialmente fría con la prensa, que la acusó de ser “malhumorada” y “de mal genio” cuando era joven. A la princesa tampoco le gustó cómo los periodistas le hacían preguntas personales y cuando la fotografiaban cayendo de su caballo durante sus ejercicios ecuestres.

El documental de las cadenas ITV y BBC, realizado a pedido del príncipe Felipe, fue el primero de su tipo, permitiendo al público dentro de las puertas del palacio ver cómo vivían los miembros de la realeza su vida cotidiana. La idea era modernizar la monarquía y hacerla parecer menos distante, pero algunos temían que fuera en otra dirección.

Existía la preocupación de que si el público sintiera que los miembros de la realeza eran personas comunes, comenzarían a cuestionarse por qué se les coloca en un pedestal así. Incluso Sir David Attenborough advirtió que el documental “mataría a la monarquía”.

Lord Brabourne, el yerno del conde Mountbatten, sugirió la idea de un documental sobre la familia real pensando que la televisión podría usarse para llegar a las masas. El jefe de prensa del palacio, William Heseltine, estaba interesado en la idea, convencido de que ofrecer una visión humanizada de la familia real fortalecería la monarquía. El príncipe Felipe estuvo de acuerdo y la reina dio su consentimiento con cautela, aunque la princesa Ana se mantuvo firme en su contra.