Presupuesto congelado: cuánto dinero recibirá la Casa Real española en 2021

Los reyes Felipe y Letizia con sus hijas, Leonor y Sofía.

El rey Felipe VI de España decidió congelar en 2021 las asignaciones que reciben los miembros de la Familia Real, que se mantendrán en algo más de 500.000 euros tras la retirada de la partida destinada al rey emérito, Juan Carlos, en 2020.

La cantidad redistribuida pertenece a un total de 8.431.150 euros que recibe Zarzuela de los Presupuestos Generales del Estado en 2021. Un importe que sube 507.700 euros con respecto al año pasado, cuando eran de unos 7,8 millones. Hay que sumar otras partidas de diferentes ministerios para viajes, seguridad, etcétera.

Además, Patrimonio Nacional también destina parte de sus fondos a la Familia Real, como se ha revelado recientemente con el pago de trabajadores que asisten a Juan Carlos I en Abu Dhabi.

Por salarios, se establecen 253.850 euros para Felipe VI, 139.610 para la Reina Letizia y 114.240 para la reina Sofía, que sí continúa percibiendo una asignación. La princesa Leonor y la infanta Sofía no tienen ninguna retribución pública. Estas retribuciones son similares a las de 2020 (el actual monarca decidió congelarlas) y se reparten en 12 mensualidades.

El rey Felipe VI decidió congelar las asignaciones a lo miembros de la Familia Real en 2021, que ascenderán a algo más de 500.000 euros.

La Casa Real adelantó que el importe total resulta de la suma de 7.887.150 euros (la misma cantidad recibida desde 2018) con los 544.000 euros adelantados por Zarzuela en los últimos dos ejercicios. Según explicó en noviembre el palacio, esa cantidad adelantada responde a la necesidad de asumir el aumento de sueldo de los empleados públicos en 2019 y 2020 conforme a reales decretos ley de los últimos tres años.

Aparte de salarios, la segunda mayor partida dentro del presupuesto es la prevista para gastos corrientes en bienes y servicios, que asciende a 2.934.550 euros. Un 34,81% del total y que asciende unos 200.000 euros: lo destinado al rey emérito. Este incremento se ha producido para llevar a cabo una transformación digital de la Casa Real. Por deseo expreso de Felipe VI y con la pandemia como acelerador, se facilitará el teletrabajo del personal cuyo cometido no sea estrictamente presencial.

Según explicó el Palacio de La Zarzuela, se usarán para el suministro de computadoras portátiles, la adaptación de los sistemas y la incorporación de nuevas aplicaciones.

Por otra parte, y dentro del bloque de gastos corrientes, el presupuesto prevé 440.000 euros para atenciones protolocarias y representativas que obedecen a los gastos que generan las actividades que realizan los miembros de la Familia Real.

Además, hay 37.500 euros presupuestados para viajes y que engloban los gastos de desplazamiento y alojamiento durante la realización de sus compromisos oficiales, y otros 78.000 para reparaciones, mantenimiento y conservación de pequeña maquinaria, utillaje y elementos de transporte.

Por último, la casa real española prevé un fondo de contingencia, dotado por 168.000 euros, destinado a hacer frente durante 2021 a necesidades inaplazables de carácter no discrecional para las que no hubiera prevista una dotación adecuada y que supone el 2 por ciento del presupuesto.