Inglaterra

Epstein y Maxwell “obligaron” a una menor tener relaciones con el príncipe Andrés, dicen documentos judiciales

Se menciona en la evidencia ofrecida por Andrew Figuero, el exnovio de la acusadora más destacada de Jeffrey Epstein, Virginia Roberts, quien compartió lo que había hablado en privado con ella durante su relación.

El príncipe Andrés, tercer hijo de la reina Isabel II de Gran Bretaña, es mencionado más de una vez en documentos judiciales recientemente revelados relacionados con la expareja del financista estadounidense Jeffrey Epstein, Ghislaine Maxwell.

A pesar de que la evidencia surgió de las declaraciones recogidas hace cinco años, cuando la presunta “madama” Maxwell fue demandada por difamación por una presunta víctima de Epstein, es probable que se utilice en el próximo juicio, que se celebraría a mediados de 2021.

En particular, lo que tiene relevancia es posiblemente la mención del duque de York, ahora de 60 años, en los expedientes y, más específicamente, en la prueba de Andrew Figueroa, quien declaró bajo juramento que a su exnovia Virginia Roberts se le ordenó tener relaciones sexuales con el príncipe tres veces y fue abusada rutinariamente a manos de Epstein cuando tenía 17 años.

El duque de York, que se vio obligado a renunciar a sus principales funciones en la corte a raíz del escándalo relacionado con los pedófilos, ha negado las afirmaciones de que tuvo relaciones sexuales con la adolescente menor.

Reflexionando sobre su recuerdo de la conversación de Robert sobre tener relaciones sexuales con el príncipe, Figueroa respondió: “No recuerdo haber hablado con ellos de eso, pero, quiero decir, podría ser posible”.

El abogado prosiguió preguntando: “Aparte del sexo con el príncipe, ¿hay alguien más con quien Jeffrey quisiera que la Sra. Roberts tuviera sexo y que ella te haya contado?”

Solo la Sra. Maxwell y todas las demás chicas”, respondió, dando a entender que Maxwell podría haber cometido abusos ella misma.

Por separado, según los documentos, Maxwell afirmó que no recordaba el viaje a Londres en el que Roberts testificó que tuvo relaciones sexuales con el príncipe Andrés. Acusada penalmente de ayudar a su fallecido ex amante a construir su red de tráfico sexual, también testificó en 2014 que no recordaba nada extraño en sus múltiples propiedades, incluso en el Caribe, Nueva York y Miami, a pesar de las acusaciones y el testimonio bajo juramento de varias mujeres.

En el lote de archivos judiciales recientemente revelado, Maxwell es retratada como un cómplice de confianza en los crímenes de Epstein, y se cree que ella organizó una habitación completa “llena de niñas menores de edad” retozando entre sí frente a Epstein. Un testigo dijo al tribunal que una vez había visto a una niña llorando que se quejaba de que Maxwell escondió su pasaporte.

La socialité británica, amiga del príncipe Andrés, fue arrestada en lo que los fiscales afirmaron que era una residencia de New Hampshire en julio de 2020. Ahora enfrenta un juicio por seis cargos federales. Si es declarada culpable, podría pasar hasta 35 años tras las rejas. Hasta ahora se ha declarado inocente de la acusación de haber sometido a tres niñas menores de edad, incluida una de 14 años, para que Epstein abusara de ellas a mediados de la década de 1990.