Norodom Ranariddh, el príncipe-político de Camboya, quiere volver al poder


El príncipe y ex primer ministro de Camboya Norodom Ranariddh se prepara para volver a la vida política dos años después de un fatal accidente automovilístico que casi le costó la vida. Según su partido, el Funcinpec, el príncipe de 77 años planea retomar el liderazgo de esa facción monárquica que llevó a la victoria en las elecciones de 1993 y ha gobernado intermitentemente durante gran parte de las últimas tres décadas.

Norodom Ranariddh, nacido en 1943, es hijo del fallecido rey Norodom Sihanouk, que gobernó Camboya en las décadas de 1950 y 1960 y se desempeñó como rey de 1993 a 2004, nacido de la primera de sus esposas, Phat Kanhol, de la que se divorció antes de fallecer en 1969. Es medio hermano del actual rey camboyano, Norodom Sihamoni.

El Funcinpec espera, bajo el liderazgo del príncipe, volver a la primera plana de la política camboyana y obtener escaños en el parlamento en las próximas elecciones de 2023. El portavoz, Phan Sithy, dijo que la salud de Ranariddh mejoró después de un tratamiento médico a largo plazo en Francia, y que desea volver a liderar el partido en febrero. “Su salud está mucho mejor, camina solo, habla mucho”, dijo Sithy.

Norodom Rannaridh pudo haber sido rey

La ambición política de Rannariddh lo convirtió en el favorito del rey Sihanouk para sucederle en el trono de la dinastía Norodom. El príncipe fue durante años un acérrimo oponente del todopoderoso primer ministro Hun Sen (CPP) y llevó a Funcinpec a la victoria en las históricas elecciones organizadas por las Naciones Unidas de 1993. Pero desde entonces el partido sufrió una pérdida constante en el apoyo popular.

En junio de 2018, Ranariddh sufrió un accidente automovilístico junto a su esposa Ouk Phalla, quien murió instantáneamente. Ranariddh fue trasladado a Tailandia para recibir tratamiento médico y posteriormente transfirió el control del partido a su hijo mayor, el príncipe Norodom Chakravuth, mientras muchos pensaban que el trágico accidente marcó el final de su carrera.

“Aunque la inminente resurrección política de Ranariddh demuestra su ubicuidad, es poco probable que tenga un impacto político apreciable”, describe el periódico especializado en asuntos políticos asiáticos The Diplomat.

“Desde finales de la década de 1990, Funcinpec se ha vuelto cada vez más dependiente del CPP y ahora es una subsidiaria de propiedad total del partido de Hun Sen”. Los analistas creen que lo más probable es que, bajo la dirección del príncipe, el Funcinpec gane algunos escaños parlamentarios y forme una coalición con el partido gobernante para ganar influencia en el gobierno.